TU ROPA DE ALGODÓN

17/06/2017

Cuando los padres son ancianos

Filed under: Artículos Variados,COTTON SHOPS Padres — Etiquetas: , , — cele @ 11:00 AM

Hace muchos años fue famosa la película “El dormilón”, de Woody Allen, quien también la protagonizaba. En ella, el personaje de Woody, que vivía en la década de los setenta, se despertaba sesenta años después para encontrarse en un mundo completamente extraño en el que el gobierno, los vehículos, la manera de saludarse y hasta la manera de amar habían cambiado radicalmente. Por supuesto, se trataba de una comedia, en la que el personaje tenía mil aventuras y resultaba también hilarante la manera en que la historia era registrada por aquella nueva cultura. Sin embargo, ese sentimiento de extrañeza, de no tener ya un lugar en el mundo es una vivencia cotidiana de los ancianos. La cultura occidental, a diferencia de muchas otras, es una cultura que adora la juventud, en la que se es viejo para obtener un trabajo justamente a los cuarenta años, en la plenitud de la vida y con una experiencia que podría facilitar el trabajo de los más jóvenes. La moda, la tecnología, las diversiones, la publicidad están pensados para los jóvenes. Los mayores no son tomados en cuenta a menos que hagan grandes esfuerzos por adaptarse y parecer menores. Nunca como ahora hay tanta preocupación por la apariencia física, al punto de que las cirugías estéticas están a la orden del día. Pensemos entonces en la gente que tiene más de setenta años, no cuarenta o cincuenta, cuyo número va aumentando en vista del aumento de la expectativa de vida gracias a los avances de la medicina. Cada vez más son más los ancianos solos, que pasan de ser alfabetizados a sentirse analfabetos frente a la revolución informática, que sienten que no están a gusto con la música que se escucha, con las costumbres cada vez más liberales, con el cambio en los modales de sus nietos. Cuando ellos nacieron, ni siquiera existía la televisión, los ancianos eran respetados como modelos de sabiduría y figuras de autoridad, las familias comenzaban a ser nucleares, pero los vínculos de la familia extendida eran importantes. Había nexos de cariño entre primos, abuelos, tíos abuelos y otros familiares menos cercanos. Este próximo Día del Padre es una oportunidad para honrar a los padres ancianos, para ponernos en su lugar y, aunque no sea nuestra costumbre, escucharlos. Tienen mucho qué decir, pero callan porque suponen que no hay interés en sus cosas. En su larga vida han visto muchas cosas, han conocido el país desde otras perspectivas, han imaginado un futuro distinto al presente que están viviendo. Por otra parte, también quieren ser admitidos en este mundo de jóvenes, quieren que les expliquen cómo usar nuevas tecnologías y están dispuestos a aprender muchos de ellos, porque tienen el tiempo y las ganas. Otros, menos interesados en aprender, quieren disfrutar de las maravillas del skype, de la posibilidad de armar álbumes de fotografías en formato electrónico, de aprender a escuchar su música preferida en un ipod, acompañados de sus hijos y nietos que saben usarlos. Quizás tenemos que aminorar la velocidad con que vivimos, pues el paso de ellos es más lento, pero puede ser mutuamente enriquecedora la experiencia de compartir con nuestros padres o abuelos lo que sabemos y lo que ellos saben. No hay que olvidar que todos envejecemos cada día un poco más.
L.M.R.

01/05/2017

Solo 8 horas de trabajo, ni una más”: 1 de mayo, Día del Trabajador

Filed under: Artículos Variados,COTTON SHOPS Histórico — Etiquetas: — cele @ 2:06 PM

En Venezuela, como en una gran cantidad de países en el mundo, celebramos el 1 de mayo el Día del Trabajador, una de las efemérides más importantes de nuestro tiempo, pues más allá de una celebración es un recordatorio de que los trabajadores, desde el comienzo de la Revolución Industrial, han luchado por reivindicaciones que hagan más humana la relación entre ellos y los patronos. Las condiciones de trabajo eran, al comienzo de la Revolución Industrial, terriblemente infrahumanas. Por salarios de miseria, hombres, mujeres y niños trabajaban diez, doce o más horas diarias, muchas veces exponiendo su salud y hasta su vida en minas y fábricas. En muchos lugares ello sigue siendo así. Buena parte de esa historia ha sido contada por la literatura. Escritores como el inglés Charles Dickens, autor de la célebre novela Oliver Twist, denunciaba la explotación de los obreros en Inglaterra y hasta de los niños en el siglo XIX. En Venezuela, lo hizo, a su vez Ramón Díaz Sánchez en una novela importante, Mene, que denunciaba la explotación de los trabajadores de los campos petroleros en la primera mitad del siglo XX. La celebración del 1 de mayo fue decretada en París, por primera vez, en 1889 por el Congreso Obrero Socialista en recuerdo de los llamados mártires de Chicago, quienes iniciaron una huelga en 1886 un primero de mayo. Exigían que se cumpliera la Ley Ingersoll, decretada por el presidente Andrew Johnson, que establecía una jornada diaria de ocho horas, ley que no se estaba cumpliendo. A partir de la huelga de Chicago, estallaron cinco mil huelgas más en Estados Unidos. En los días siguientes se hicieron violentas en Chicago. El día 3 la policía reprimió a los manifestantes y murieron 6 personas. El día 4 se hizo una protesta pacífica frente a la fábrica de Mc Cormick, que reunió a 20.000 personas. Sin embargo, la policía reprimió violentamente a los manifestantes. Una persona desconocida lanzó un explosivo a los policías, que mató a uno de ellos. Los policías dispararon contra la multitud y hubo muchos muertos y heridos. Apresaron a cientos de sindicalistas, que fueron golpeados y torturados. Ocho personas fueron juzgadas en un juicio irregular. Cinco de ellas fueron condenadas a la horca y tres a prisión. El escritor cubano José Martí, como corresponsal del diario La Nación, de Buenos Aires, describió la ejecución de los obreros de Chicago. Finalmente, las empresas concedieron las ocho horas de trabajo. En recuerdo de los mártires se estableció el Día del Trabajador en muchos países del mundo. Curiosamente, en los Estados Unidos se celebra el primer lunes de septiembre. En Venezuela, los primeros sindicatos comenzaron a organizarse en 1936, luego de la muerte del dictador Juan Vicente Gómez, durante el gobierno del General Eleazar López Contreras, quien los apoyó. Ya en 1936 hubo una primera huelga petrolera, por las condiciones de trabajo en los campos petroleros administrados por empresas transnacionales. En 1937, los trabajadores pedían libertad de reunión, derecho de huelga, mejoras salariales y reivindicaciones sociales. En 1938, López Contreras decretó el 24 de julio, día del nacimiento de Simón Bolívar, como Día del Trabajador. Su sucesor en la presidencia, el General Isaías Medina Angarita, cambió la fecha por el 1 de mayo. Durante el gobierno de la Junta Revolucionaria Cívico Militar, Rómulo Betancourt, al frente de la misma, lo declaró feriado y con derecho a pago. Los primeros sindicatos fueron la Federación Obrera de Venezuela y la Confederación de Trabajadores de Venezuela. El tiempo ha pasado y muchas han sido las luchas por mejores condiciones de trabajo. Falta aún mucho por hacer tanto en Venezuela como en el mundo. Las condiciones a veces mejoran y luego empeoran, por lo cual los trabajadores una y otra vez hacen protestas. Cada 1 de mayo, los sindicatos venezolanos organizan marchas de trabajadores que recuerdan la necesidad de continuar luchando por mejores acuerdos con los patronos, tanto los empresarios como el Estado mismo, el mayor empleador. En nuestro país, se ha considerado muy importante el haber logrado contratos colectivos en muchas empresas públicas y privadas.

L.M.R.

14/02/2013

Amores imposibles de la Literatura para el Día de los Enamorados

Filed under: COTTON SHOPS Histórico — Etiquetas: , — cele @ 11:56 AM
La clásica obra de teatro Romeo y Julieta, escrita por William Shakespeare, narra una de las historias más conocidas de amores imposibles. Los adolescentes Romeo y Julieta, hijos de las familias Montesco y Capuletto, enemigas, se enamoran perdidamente y se casan en secreto. Planean huir juntos. Ido Romeo, Julieta toma una pócima que la hará parecer muerta, para luego huir del sepulcro. Este ardid, desconocido para Romeo, le será comunicado por una carta que no llegará a tiempo. Cuando Romeo regresa por Julieta y la cree muerta, se suicida adolorido. Ella despierta y, al verlo muerto, toma la misma desgraciada decisión. A lo largo de cuatrocientos años, Romeo y Julieta continúan simbolizando el amor eterno.

Amores imposibles de la Literatura para el Día de los EnamoradosLa clásica obra de teatro Romeo y Julieta, escrita por William Shakespeare, narra una de las historias más conocidas de amores imposibles. Los adolescentes Romeo y Julieta, hijos de las familias Montesco y Capuletto, enemigas, se enamoran perdidamente y se casan en secreto. Planean huir juntos. Ido Romeo, Julieta toma una pócima que la hará parecer muerta, para luego huir del sepulcro. Este ardid, desconocido para Romeo, le será comunicado por una carta que no llegará a tiempo. Cuando Romeo regresa por Julieta y la cree muerta, se suicida adolorido. Ella despierta y, al verlo muerto, toma la misma desgraciada decisión. A lo largo de cuatrocientos años, Romeo y Julieta continúan simbolizando el amor eterno.

03/02/2013

La moda ¿incomoda?

Filed under: Artículos Variados,COTTON SHOPS Moda — cele @ 6:07 PM

La moda ¿incomoda?

Desde el principio de la historia humana, los distintos pueblos tuvieron que diseñar formas de vestir de acuerdo con las necesidades del ambiente. Si los hombres y las mujeres del periodo Neanderthal iban casi desnudos, los Homo sapiens de las glaciaciones tuvieron que cubrirse con pieles. Los diversos climas y actividades determinaron por mucho tiempo con qué se cubrían las personas. Sin embargo, aparte de la utilidad, el vestido humano ha tenido también motivaciones estéticas y de estatus social a lo largo de la historia. La moda, como tal, comenzó a surgir como forma de diferenciar ciertos roles sociales, como el de sacerdote, por ejemplo, o la división social en castas. Un campesino medieval no se vestía como un noble. Un hacendado del cacao en la Venezuela del siglo XVIII no se vestía como un esclavo que recogía la cosecha. Si observamos los trajes a través de la historia de la pintura en Occidente, encontraremos cómo ha ido evolucionando el vestido y las diversas modas; por ejemplo, los tocados de las damas, los anchos de las faldas o cómo desde la vestimenta colorida masculina de la Florencia renacentista, en Italia,  llegamos al traje burgués de saco y corbata actual. Es interesante preguntarse cómo fue que la sociedad francesa del siglo XVIII llegó a la adoración de las pelucas blancas, que traspasaron fronteras hasta la América colonial o por qué los peinados de María Antonieta se construían como edificios con muchas capas de pelo y adornos como grandes barcos. Sus peluqueros debían usar una escalera. La necesidad estética del ser humano se relaciona con lo que se considera bello en cada momento, lo que por supuesto incluye  la forma de maquillar el cuerpo o intervenirlo con tatuajes, piercings o zarcillos y los vestidos elegidos. Hoy en día, con la masificación de la industria textil, existen menos diferencias entre lo que usan los pobres y los ricos. Las diferencias se dan más por las marcas y el lujo de los tejidos que por los diseños. Sin embargo, en nuestro siglo se ha suavizado la tiranía de la moda propia de décadas anteriores, que uniformaba a grandes grupos sociales. Curiosamente, la moda sirve a ese humano deseo de la gente, que necesita un sentido de pertenencia a un grupo. Por ejemplo, los adolescentes, que quieren afirmar su propia autonomía con respecto a sus padres y ser originales, terminan por parecerse demasiado entre ellos, pues eligen usar las mismas cosas, es decir, lo que dicta la moda. Así se afirman como una generación diferente a las anteriores, que se identifican por sus maneras de vestir, actuar y hablar. Ahora bien, la industria textil de nuestro tiempo tiene un inmenso abanico de posibilidades para escoger y la moda parece ser cada vez más inclusiva. Por ejemplo, si el viejo canon de belleza era el de las mujeres muy delgadas, actualmente, hay también modelos para gente más grande. Las nuevas sociedades admiten la multidiversidad y alientan estilos más eclécticos que van con la personalidad de cada uno y con los gustos de cada generación. Hoy en día es posible combinar de manera más audaz estilos, tejidos y colores; hay más prendas que lucen bien tanto en situaciones formales como informales; por ejemplo los blujeans o las camisetas, dependiendo de qué accesorios y combinaciones los acompañe. También hay una oferta mucho más amplia de posibilidades de vestir que en toda la historia de la humanidad. Eso permite una mayor libertad a la hora de vestirse y de acogerse o no a determinada moda, pues no es la única. El individualismo de nuestros tiempos nos permite encontrar en la amplia oferta lo que más nos conviene, nos gusta y nos permite proyectar la imagen que queremos de nosotros mismos.

L.M.R.

30/01/2013

¿Y el guardarropa masculino?

Filed under: COTTON SHOPS Moda,Ropa de Algodón — cele @ 9:03 PM

En el mundo de hoy, pareciera que la moda y la necesidad de tener una buena apariencia estuvieran dirigidas más a las mujeres. Hay menores variaciones en el tiempo en los atuendos de los hombres y se generaliza la idea de que ellos no tienen que estar demasiado pendientes de lo que se ponen. Sin embargo, en el competido mundo de hoy, la apariencia es la primera carta de presentación de una persona ante sus empleadores, jefes, subordinados, clientes y en el intercambio social cotidiano. Por eso, aunque varían mucho los tipos de vida, hay piezas que no deben faltar en un guardarropa masculino. En primer lugar, es necesario tener como mínimo un traje oscuro, para las ocasiones más formales. El pantalón debe ser liso y de corte recto y el saco o “paltó” debe tener la bocamanga coincidiendo con el inicio del brazo. Al doblar el brazo no debería subir mucho. Los pantalones, para que se vean elegantes, deben ser lo suficientemente largos, como para cubrir las medias. En un guardarropa básico no deberían faltar unos tres pantalones de corte recto, tonos oscuros y sencillos como azul, marrón, verde oscuro o gris combinables sin pliegues, entallados, de corte recto, que sean muy recursivos para combinar con distintos  sacos o “paltós” más bien formales. Igualmente, unas cuatro camisas de vestir, de manga larga, de colores lisos o con estampados discretos pueden combinarse con ellos. Al menos una de las camisas debe ser blanca. No hay que olvidar las corbatas, ese importante accesorio con el que los caballeros pueden jugar creativamente, pero que es importante que combinen con el color del saco o “paltó”. El guardarropa se complementa con ropa deportiva o más informal: un blazer, un par de chaquetas deportivas, un par de bluejeans, un pantalón kaki, algunas camisas de manga corta o unos prácticos polos que no requieren de plancha. Ni qué decir lo útiles y cómodas que son las franelas o camisetas, de las que es importante tener un buen número, pues con el uso pueden perder sus colores. Entre ellas no deben faltar una blanca y una negra. También es necesario tener los suéteres que el clima reclame. La ropa interior debe estar en perfecto estado, cómoda, que no apriete, pero que tampoco esté floja. Un buen surtido de medias de colores combinables con los trajes y pantalones completa el guardarropa masculino, donde aún caben los trajes de baño, shorts, monos deportivos para hacer ejercicio, pañuelos y cómodas pijamas. Según cada tipo de trabajo, habrá variaciones. En general, esto es lo básico. Sin embargo, para algunos caballeros, serán necesarias más prendas de un tipo que de otro o uniformes o bragas de trabajo. Habrá variaciones según los gustos. Algunos señores disfrutan de usar chalecos. Sin embargo, aunque no viste igual un ejecutivo que un profesor universitario, un guardarropa no puede dejar de tener ciertas piezas aunque varíe la cantidad. Por ejemplo, un artista tal vez prefiera no usar corbatas, pero no puede dejar de tener algunas, pues así lo exigen los diversos roles sociales que puede tener un individuo, que debe estar adecuadamente vestido para toda ocasión.

L.M.R.

26/01/2013

Algo sobre el algodón

Filed under: COTTON SHOPS Ecológico,Cuidados Textiles,Ropa de Algodón — Etiquetas: — cele @ 12:02 PM

Hay muchas cosas curiosas que decir de esta planta maravillosa malvácea, del género Gossypium, que se cultiva a una temperatura de 30 grados centígrados, de la cual viene buena parte de nuestro guardarropa. No tenemos suficiente idea de cuán importante es para nuestras vidas, a menos que imaginemos algunas escenas del pasado lejano. ¿Conocerían Moisés y su pueblo que atravesaba el desierto el algodón? ¿Cómo se habrá vestido Ulises, el héroe de la Odisea, en su viaje de regreso a Itaca si no sabía de este material? Sin embargo, el algodón es muy antiguo. Aparece ya reseñado en el Rig Veda, libro sagrado del hinduismo, del 1500 antes de Cristo. Herodoto habla de él como una lana vegetal usada por los indios de la India en el 443 antes de Cristo, lo que muestra que hasta ese momento era un material desconocido para los griegos. Estrabón y Plinio el Viejo también lo mencionan como una lana sacada de un árbol. El algodón era desconocido en Europa hasta el siglo VIII, cuando los árabes lo llevaron. De hecho, la misma palabra “algodón” es de origen árabe. Viene de “al qutn”, que se pronuncia como “al qutun”, de donde viene “algodón” y también la palabra inglesa “cotton”. Las primeras fábricas europeas de algodón son muy tempranas en la España árabe o andaluza. Se establecieron hacia el siglo X en Granada, Córdoba y Sevilla y los productos tenían una gran calidad. Hacia el siglo XIV había fábricas importantes en los Países Bajos y al sur de Alemania. Algunos cronistas españoles hablan de cómo los mexicanos precolombinos ya usaban el algodón. Colón ya lo documenta en la Isla La Española, pues los indígenas se vestían con prendas de algodón y hacían con este material sus redes de pescar. Los pueblos indígenas del Perú lo conocían desde hace más de 5.000 años. De hecho, en América ha habido especies naturales con colores como negro, rojo y azul, que se han perdido. Actualmente, algunas especies de color ocre y pardo se están rescatando. El algodón de Barbados se ha aclimatado muy bien en Egipto, de manera que el algodón egipcio es una de las especies más conocidas. En Venezuela, el cultivo del algodón fue parte de la actividad económica importante de lo que es hoy en día el Estado Mérida durante el siglo XVI. Se cultivaba en la parte media de la cordillera, pero durante los tiempos de la Colonia fue sustituido por caña de azúcar y café. Por supuesto, tiene también un capítulo oscuro el algodón, el de las plantaciones del Caribe y del sur de los Estados Unidos que florecieron entre los siglos XVII y XIX con mano de obra esclava. Millones de africanos fueron traídos a América, vendidos como mercancía y explotados en las plantaciones, muchas de las cuales eran de algodón. En Europa, el algodón fue clave en el desarrollo de la Revolución Industrial, pues las primeras industrias fueron industrias textiles. Hoy en día, el algodón es uno de los tejidos más difundidos y versátiles en todo el mundo, al alcance de las grandes mayorías.

L.M.R.

23/01/2013

Renovando el guardarropa femenino

Filed under: Cuidados Textiles,Ropa de Algodón — cele @ 7:23 PM

Una vez que ordenamos el closet es posible evaluar qué piezas de ropa hemos recuperado, qué nos falta y qué deberíamos comprar para renovar el guardarropa de una manera inteligente. Así, aprovecharemos mejor lo que tenemos y podremos adquirir nuevas prendas que, combinadas con las que ya teníamos, nos permitan lucir nuevos conjuntos, renovar, pues nuestros atuendos. En primer lugar, vale la pena considerar el tener conjuntos de dos o tres piezas, de colores neutros, que vayan bien con nuestra piel. Las pieles claras se realzan con tonos medios, nunca extremos; las morenas, con tonos pasteles. La posibilidad de combinar una chaqueta con pantalones o faldas diferentes a los del conjunto original nos permite una amplia variedad. Una blusa de manga larga puede usarse abierta añadiendo nuevos tops sencillos y unicolores a nuestro vestuario. Luce distinta si la arremangamos o no. Unos bonitos leggins de estreno, que realzan las piernas, pueden combinarse con ciertas blusas, minifaldas, vestidos o shorts. Un par de buenos blue jeans, uno claro para el día y otro oscuro para la tarde nos dan la posibilidad de tener diversas gamas de informalidad según las franelas o camisetas y blusas escogidas para acompañarlos. Algunas prendas dan impresiones muy renovadas con accesorios distintos, pañuelos o collares. En el closet no debe faltar un vestido negro liso, que pueda adaptarse a múltiples ocasiones según los accesorios que lo acompañen. No hay que restar importancia a los accesorios. Ciertas combinaciones de ropa pueden ser muy versátiles, como para usarse durante el día para ir al trabajo, con algunos, y para continuar para una celebración nocturna con otros accesorios. Igualmente, es muy útil un blazer o chaqueta de un color ampliamente combinable. Vale la pena, por otra parte, sacar partido a ciertos colores: las rubias lucen muy bien con los azules; las castañas y morenas con rojos y tonos cálidos; a las pelirrojas les sienta muy bien el verde oliva. Dedicar un tiempo frente al espejo para probarse diversas combinaciones de prendas puede ser muy grato y nos da una idea de cuánto partido podemos sacar al guardarropa que tenemos añadiendo apenas algunas prendas más.

L.M.R.

20/01/2013

Feria de San Sebastián, fiesta patronal de enero

Filed under: COTTON SHOPS Histórico — cele @ 3:40 PM

Curiosamente, la hermosa ciudad venezolana que es San Cristóbal, tan cercana a Colombia tiene como santo patrono a San Sebastián, un santo distinto al de su nombre. La imagen de San Sebastián, el mártir cristiano que murió atravesado de flechas, es tan importante, que aparece incluso en el escudo  de lo que una vez fue una pequeña villa, fundada en 1561 por el español Juan de Maldonado y es hoy en día la capital del Estado Táchira. Esta amable ciudad andina de más de 500.000 habitantes, celebra unas grandiosas fiestas patronales en la segunda quincena del mes de enero, que se reúnen bajo el nombre de “Feria Internacional de San Sebastián”. En ella se reúnen múltiples aspectos de la cultura de la ciudad: lo religioso, lo comercial de esta región fronteriza, la tradición taurina (que comenzó en el siglo XIX),  los eventos musicales y deportivos, y la pasión por las reinas de belleza, tan propia de toda Venezuela. Se trata de una fiesta que comenzó a celebrarse en los tiempos de la Colonia, cuando se conocía como “Feria de San Cristóbal”. Comenzó siendo una celebración religiosa, con una misa el 20 de enero dedicada a San Sebastián y una procesión de la imagen del santo, recorriendo la ciudad hasta la catedral. Se caracterizaba por los serenateros en las calles, que tocaban guitarras y mandolinas. Desde 1966 se la conoce como “Feria Internacional de San Sebastián”. Actualmente, tiene un desfile inaugural muy vistoso y colorido. Se hace una feria ganadera y corridas de toros en la Plaza Monumental de Pueblo Nuevo. Se realiza la vuelta al Táchira, evento deportivo de los ciclistas que tiene ya un renombre más allá de las fronteras. A esto se suman exposiciones ganaderas, concursos caninos y un campeonato nacional de coleo. La elección de la reina se acompaña de conciertos y grandes eventos musicales a los que asisten artistas de todas partes. Por supuesto, continúa siendo central la procesión de San Sebastián, la misa en la catedral y los  hermosos fuegos artificiales después de esta. La vistosidad de la celebración atrae turistas de dentro y fuera de Venezuela. En la Feria de San Sebastián se reúnen lo tradicional y lo moderno, el pasado colonial cuya vida social tenía como corazón la vida religiosa, en torno a la cual se elaboraba la vida social y económica,  y la sociedad contemporánea compleja, dada a los grandes espectáculos, en la que los eventos musicales, deportivos y comerciales son rituales seculares que cohesionan a los pueblos y llevan la marca de una identidad regional.

L.M.R.

LOGO FISS 2013

17/01/2013

Cómo ordenar el closet

Filed under: Cuidados Textiles — cele @ 6:18 PM

Posiblemente, muchas veces al año hacemos pequeños arreglos en nuestro closet, como reubicar algunas cosas, pero el desorden vuelve al poco tiempo. El arreglo debe ser más radical: sacar absolutamente todo lo que tenemos allí dentro, acumulándose por años, de manera tal de decidir qué es lo que se queda y qué es lo que se va, como decíamos en un artículo anterior. Se va lo que no usamos, tiene manchas irremediables, está pasado de moda (y no tiene arreglo) o ya no es de nuestra talla. Quizás podamos rescatar algunas prendas mediante pequeños arreglos o debamos enviar a la tintorería o lavar otras que habíamos dejado de usar por mucho tiempo y resultan útiles. Ahora bien, una vez elegido lo que se queda, encontraremos que necesitamos criterios de clasificación para colocar cada cosa en el lugar más adecuado, para que podamos localizarla fácilmente cuando la necesitemos. Podemos clasificar la ropa, en primer lugar, según su tipo. Las mujeres harán sus respectivos montones de abrigos, vestidos, blusas, chaquetas, pantalones, franelas o camisetas, medias, pijamas,ropa interior, trajes de baño, pañuelos, pashminas o chales, o bufandas. Los hombres harán lo propio con sus abrigos, trajes, chaquetas, franelas o camisetas, corbatas, pañuelos, medias, interiores, trajes de baño. Es conveniente colgar en ganchos o perchas todo lo pesado: abrigos y trajes, y lo que puede arrugarse: vestidos, blusas, camisas y pantalones de vestir. Se puede organizar de manera que lo que quede más a mano sea lo que más se usa. En los paneles del closet pueden organizarse las franelas o camisetas bien dobladas, las pijamas, los shorts y los jeans doblados por la mitad y de nuevo por la mitad. Hay organizadores de corbatas, de fácil instalación, que permiten al interesado visualizar todas sus corbatas para elegir la más adecuada para cada día, clasificadas por tipos y colores. En las gavetas puede organizarse todo lo pequeño, como ropa interior, medias, trajes de baño, pashminas y pañuelos. En Venezuela no tenemos grandes variaciones de estaciones, de manera tal que los suéteres, que generalmente sacamos en breves temporadas del año pueden guardarse más atrás. Por supuesto, algunas personas tienen prendas para el frío de los países del hemisferio norte o del hemisferio sur, pues viajan de vez en cuando. Tal vez ese tipo de prendas pueda guardarse en cajas de plástico organizadoras o en otros lugares de la casa, para que no quiten espacio útil al closet. Esta solución vale también para algunas prendas que tienen valor afectivo, pero que no usamos. Finalmente, están los zapatos, para los que hay diversas opciones. Para algunos, son convenientes las zapateras colocadas en el piso del closet, donde se van colgando los zapatos, que quedan a la vista para elegir los que más nos gusten cada día. Para otros, es más agradable guardarlos en sus cajas originales apiladas e identificadas. Tal vez esto resulte bien para los zapatos de menos uso, como los de fiesta. Hay quienes prefieren zapateras de colgar en la barra del closet, si tienen espacio y hay closets –los de los más afortunados- que tienen sus zapateras incorporadas. De nuevo, la organización consistiría en dejar más a mano los que tienen más uso. Finalmente, no solo tenemos ropa en el closet. Hay múltiples objetos que guardamos en él como útiles de costura, herramientas diversas relacionadas con hobbies, juguetes, etc., que pueden tener buen acomodo en cajas forradas o en cajas de plástico organizadoras. Algunas de ellas son transparentes y nos permiten ver rápidamente el contenido. Generalmente, estas cosas son las que introducen mayor desorden. Bien organizadas en cajas, se evitará que estorben. Vale la pena abrir un closet y encontrarse con una vista grata.

L.M.R.

A limpiar ese closet

Filed under: COTTON SHOPS Moda,Cuidados Textiles — cele @ 6:03 PM

En los primeros días de enero, pasadas las fiestas y a las puertas de un nuevo comienzo en nuestros ciclos, vale la pena deshacerse de lo viejo y abrir espacio para lo nuevo. Eso vale para los closets, en especial aquellos atestados de ropa que no usamos. Es la oportunidad para regalar a los más necesitados todo aquello que corresponde a tallas que ya no tenemos o que aunque esté en buen estado ha dejado de interesarnos y tenemos meses o años sin usar o, simplemente, botar porque tiene roturas o manchas o desgaste sin remedio. Con frecuencia notaremos que muchas personas prestan poca atención a la ropa que menos se ve: ropa interior o pijamas, que se usan más allá de lo recomendado: pantaletas o interiores con ligas flojas, brasieres estirados que han perdido su efectividad, pijamas o franelas descoloridas. Si los gastos de diciembre se han hecho en forma sensata, enero es un mes perfecto para aprovechar descuentos en todo, también en la ropa. Se puede planificar mejor qué necesitamos de acuerdo a nuestras rutinas (tipo de trabajo, frecuencia de lavado, etc.) y a nuestros gustos. Podemos, además, mejorar algunas costumbres y la escogencia de la ropa que nos conviene. Por ejemplo, muchas jóvenes usan franelas de tiritas: ¿cómo las combinan con los brasieres? ¿Les agrada que estos sean visibles? Y si es así, ¿buscan combinaciones de colores? ¿O no les agrada? ¿Tienen entonces brasieres tipo strapless suficientes o tiritas transparentes? Por otra parte, muchos jóvenes usan pantalones a la cadera, ellos y ellas. ¿Verdaderamente no les importa dejar ver la ropa interior? ¿O sí les importa? ¿Saben de la existencia de las prendas interiores adecuadas a cada forma de vestir? Tal vez necesiten renovarlas. Con ropa ajustada, la ropa interior, por ejemplo, debería ser lisa, con la menor cantidad de costuras posible. Muchas mujeres usan brasieres que no corresponden a su verdadera talla. Pueden preguntarse cómo saber cuál es la talla adecuada: deben sostener sin apretar, la copa debe cubrir el seno sin desbordamientos, las tiras no deben hincarse dolorosamente en los hombros, tampoco deben estar flojas. Muchos hombres se encariñan con viejas franelas hasta lo intolerable. Es mejor poner los afectos en cosas más permanentes que la ropa. Vale la pena renovar el guardarropa y decidir en forma sensata y realista qué necesitamos, qué no, de qué debemos deshacernos y qué conviene adquirir. De esa manera, al abrir el closet, nos sentiremos más complacidos y perderemos menos tiempo.

L.M.R.

La paradura del Niño

Filed under: COTTON SHOPS Histórico,Noticias — cele @ 5:49 PM

Una hermosa ceremonia cierra la Navidad en los estados andinos venezolanos: Mérida, Táchira y Trujillo, aunque también se celebra en Portuguesa, Barinas y Falcón. Se celebra entre el 25 de diciembre y el 2 de febrero, día de la Virgen de la Candelaria. Consiste en celebrar que el Niño Jesús se ponga de pie. En los pueblos donde esta tradición está viva o en las casas de quienes la mantienen en las ciudades, se elige un pesebre y unos padrinos del niño. La figura del Niño Jesús es paseada en un pañuelo o una cesta de mimbre por dentro de la casa o por varias casas. Alguien se lo “roba” y lo esconde por tres días. Luego, la gente que participa y, en especial, los padrinos que han sido elegidos, lo buscan en una casa donde ya se sabe que será encontrado. En algunos lugares se hacen cortejos con personas vestidas como la Virgen, San José o los Reyes Magos, mientras se cantan aguinaldos. Una vez hallado, el niño es colocado en el pesebre de pie, entre sus padres y comienza una ceremonia en la que los padrinos reparten velas, se cantan aguinaldos y se reza el rosario con los misterios gozosos, que hablan de la infancia de Jesús. Un aguinaldo describe lo que se va haciendo:

Vengan los padrinos (bis)
repartan las velas
que hoy se va a parar
al Dios de la Tierra (bis)

Hínquense padrinos (bis)
hínquense en el suelo
a adorar al Niño
al Dios de los cielos (bis)

Levanten padrinos (bis)
vamos a Belén
a pasear al Niño
para nuestro bien (bis)

San José y la Virgen
se están admirando
de ver a su infante
que lo están paseando (bis)

Miren los padrinos (bis)
que dicha han tenido
han paseado al Niño tan recién nacido (bis)

Todos de rodillas,
delante del altar,
a besar al Niño
que hoy se va a parar (bis)

Al Niño Jesús
váyanlo besando,
San José y la Virgen
lo están aguardando (bis)

Paren ese Niño
párenlo ligero,
que llegó el momento
de subirlo al cielo (bis)

El niño es venerado con besos. Los padrinos lo van pasando y los presentes lo besan. Luego se celebra con un brindis en el que no falta el bizcochuelo. Con frecuencia, la celebración se acompaña de pólvora y siempre se caracteriza por la alegría de la gente. Según algunos, esta tradición recuerda la pérdida del Niño Jesús en el templo. Para otros, simboliza el comienzo de la misión de Jesús. Son muy numerosas las tradiciones venezolanas vinculadas con la Navidad. Es un tiempo de renovación de esperanzas y de fe.

L.M.R.

05/01/2013

Los Reyes Magos llegan el 6 de enero

Filed under: COTTON SHOPS Histórico,Noticias — Etiquetas: — cele @ 1:07 PM

Millones de niños en todo el mundo se acuestan a dormir cada 5 de enero con la ilusión de encontrar regalos en sus zapatos por la mañana del día 6, regalos traídos por los tres Reyes Magos. Se trata de los hombres sabios que, según el Evangelio de San Mateo, visitaron al niño Jesús en el pesebre después de dos años de perseguir incansables una estrella que anunciaba el nacimiento del Rey de reyes. Mateo no aclara cuántos eran ni dice que fueran reyes, pero la tradición así lo ha establecido. Un evangelio apócrifo –es decir, no incluido en la Biblia-, el Evangelio de la Infancia, atribuido a Tomás, el apóstol, dice que se trataba de reyes provenientes de Persia y Babilonia. La tradición los viste a la usanza persa. Según otras tradiciones pudieron ser sacerdotes zoroastrianos. El Papa León I estableció que eran tres en el siglo V. Los nombres de los tres, Melchor, Gaspar y Baltasar, parecen tener tres formas hebreas: Magalath, Galgalath y Serakin. En el siglo VI se han encontrado escritos en un friso de la iglesia de San Apolinar en Ravena, Italia, los nombres de Melchior, Gaspar y Balthassar. Se han tejido muchas leyendas sobre ellos. Una de ellas tiene que ver con los regalos. Se dice que Melchor era un anciano de barba blanca procedente de Europa que llevó mirra al niño Jesús, un costoso perfume para honrarlo en su dimensión humana. Por su parte, Gaspar era un joven rubio proveniente de Asia y llevó incienso, símbolo de la divinidad, y, finalmente, Baltasar, que era negro y venía de África, llevó oro para honrar al niño Jesús como rey. Otra leyenda cuenta que Tomás los encontró en Saba después de la Resurrección de Jesús, que fueron bautizados y murieron como mártires. Fueron colocados en el mismo sarcófago y Santa Elena los llevó a Constantinopla, desde donde fueron trasladados a Colonia en Alemania, en el siglo XII. Se conoce la Catedral de Colonia como su santuario. Los Reyes Magos son figuras importantes en la celebración de la Navidad. Se los ve como personajes ajenos al pueblo judío que reconocieron en Jesús al mesías. En los pesebres de celebración de la Navidad aparecen junto con los pastores; ellos, con sus trajes exóticos y suntuosos; los pastores, como personajes rústicos y humildes, pero todos testigos de la buena noticia proclamada por el Ángel Gabriel. A los Reyes Magos se les atribuye también los regalos de Navidad para los niños, aunque generalmente están en desventaja con respecto al Niño Jesús y Papá Noel. Con todo, el 6 de enero, Día de Reyes, tienen su celebración con cabalgatas en muchas ciudades, en que tres hombres disfrazados reparten caramelos o pequeños regalos a los niños. También en muchos hogares, se reciben los regalos de los magos. En muchos países latinoamericanos, como herencia de la tradición europea, se desayuna con una rosca de Reyes, una deliciosa torta que tiene alguna figurilla o muñeco o algún pequeño regalo al que se le atribuye buena suerte para quien le toca el pedazo que lo contiene. Con esos tres reyes extranjeros, que venían desde tan lejos, se simboliza que el mensaje de Jesús era para todos, sin importar su origen.

L.M.R.

29/12/2012

¡Te vestiste de amarillo, pa´que no te conociera! Tradiciones venezolanas para el Año Nuevo

Filed under: COTTON SHOPS Moda,Noticias — Etiquetas: , — cele @ 6:37 PM

Este fragmento del conocido aguinaldo de “Los tucusitos” nos recuerda cómo se alborota nuestro espíritu mágico-religioso con las no muy santas tradiciones venezolanas para recibir el Año Nuevo. En Venezuela, es indispensable estrenar ropa ese día, para favorecer tener ropa nueva en el año por llegar y, sobre todo, ropa interior amarilla, que atrae la buena suerte para los próximos meses. El Año Nuevo se celebra con fiestas, alegría y todo el ruido del mundo de los explosivos fuegos artificiales, que iluminan ciudades y pueblos, pese a las prevenciones oficiales. En los últimos años, en Caracas, se ha vuelto a la costumbre de esperar las doce de la noche en algunas plazas. Hay gente que se lleva la cena de Año Nuevo a estos lugares públicos, para recibir el año bailando con los grupos musicales que amenizan la espera. En algunas partes del país, se quema un muñeco que representa el año viejo. La cena de medianoche, de nuevo con hallacas, como en la Navidad, tiene algunos nuevos elementos: se dice que si se come un plato de lentejas en año nuevo, se tendrá prosperidad; si mientras suenan las campanadas de las doce, se comen doce uvas, se cumplirán doce deseos. Si se sale con maletas a las doce de la noche y se dan algunas vueltas fuera de la casa, se auguran viajes. Si se tiene dinero en el bolsillo, se asegura también la prosperidad. Las muchachas solteras se montan en las mesas para conseguir marido en el nuevo año. Parecen muchas cosas para hacer durante el minuto que va entre las 11:59 de la noche hasta las 12:00. Suenan, especialmente, las gaitas zulianas y los  aguinaldos con letras más jocosas. Ambos son los géneros musicales propios de la época. La gaita zuliana, propia de las parrandas del Estado Zulia, con letras de tema navideño, pero también con letras incisivas que dan cuenta de diversos sucesos de la comunidad y mensajes críticos, se ha extendido a todo el país. Tiene fanáticos y detractores. Se acompaña de instrumentos tradicionales como el cuatro y las maracas, pero se caracteriza por el furruco, un tambor que suena mediante la frotación de una vara encerada. Los aguinaldos o villancicos narran situaciones, muchas de ellas  humorísticas, relacionadas o no con la Navidad. Por supuesto, en la celebración del Año Nuevo hay todo tipo de música bailable, puesto que el baile y la fiesta son lo que caracteriza el 31 de diciembre. Cada fin de año, sin importar cuán duro haya sido el año que muere, los venezolanos renuevan el optimismo y se abrazan a las doce de la noche con la seguridad de que el que viene es un ¡feliz año!

L.M.R.

28/12/2012

Celebración de los Santos Inocentes

Filed under: COTTON SHOPS Histórico,Noticias — Etiquetas: — cele @ 8:59 AM

El 28 de diciembre es la fecha en que la Iglesia recuerda cómo el Rey Herodes mandó a matar a los niños menores de dos años, creyendo con ello acabar con el mesías que podría quitarle el trono. Sin embargo, ha cambiado de significado para pasar a ser una especie de carnaval popular en muchas regiones del mundo, en particular en Venezuela. Desde que la gente escucha noticias o abre el periódico, debe prepararse para recibir noticias absurdas, bromas ligeras y pesadas, pues es el día en que todos parecen buscar que todos “caigan por inocentes”. Es un día de relajo y diversión en el cual se celebran diversas fiestas populares, como la de los Locos y Locainas, en Mérida, Trujillo y Portuguesa o los Locos de La Vela, en Falcón, de los cuales se destaca un personaje popular, “la mojiganga”, que recorre el pueblo. La gente se viste de mamarrachos con muchos colores; los hombres, de mujeres y las mujeres, de hombres, y los niños, de ancianos. Se hacen parrandas y los participantes disfrutan como en un carnaval, es decir, con inversión de papeles sociales y jerarquías, como sucede tambiéncon el Gobierno de las mujeres en Naiguatá.  Otra celebración vistosa es la de las Zaragozas, en Lara y Guárico. En ella se baila con disfraces de colores y vistosas máscaras; también hay procesiones religiosas. En varios pueblos del Estado Mérida, se rinde culto a San Benito, santo negro, bailando alrededor de un sebucán o palo de cintas, para pagar promesas, en los Giros de San Benito. También se celebra a este santo en algunas poblaciones del Estado Miranda. Algunas personas con la cara pintada de negro van “asustando” a los vecinos para que les den comida o bebida. En Caicara de Maturín se celebra el Baile del Mono, con una larga hilera de bailarines que son azuzados por un personaje vestido de mono. Todas estas celebraciones tradicionales tienen en común la necesidad del desbordamiento, de las bromas, de la burla. Sirven como expansión luego de las fiestas religiosas. Enraízan con tradiciones indígenas o africanas y dan colorido y alegría al Día de los Inocentes.

L.M.R.

24/12/2012

La cena de Navidad venezolana

Filed under: COTTON SHOPS Histórico,Noticias — Etiquetas: , — cele @ 9:04 AM

La tradición venezolana de la cena navideña tiene una gran cantidad de elementos de multidiversidad cultural. Desde la colonial “hallaca” o “hayaca”, hasta el más reciente pan de jamón, la mesa de Navidad ha incorporado aportes de todos los venezolanos, hasta de los inmigrantes. La reina de la mesa es, por supuesto, la hallaca, ese pastel de masa de maíz relleno con diferentes guisos según la región del país, de carne, cerdo, gallina y hasta vegetariano, adornado con uvas pasas, nueces o almendras, alcaparras, pimentón y ajoporro. Aun cuando en su definición hay quienes asocian la “hallaca” con el tamal de otras regiones de América, los venezolanos defienden su especificidad. Tiene una forma cuadrada o rectangular y su contenido tiene elementos que reúnen los aportes americanos del mundo indígena, como el maíz, el onoto que le da color y las hojas de plátano, así como los aportes del mundo europeo tan diversos, como las almendras y alcaparras –con nombres de origen árabe-, el vino y las carnes. Según una leyenda, la hallaca (cuyo significado es “bojote” o “paquete amarrado”), su origen se encuentra en un guiso de caza indígena. Según otra, la hallaca fue un invento de los indígenas esclavizados, que reunían las sobras de las comidas de los señores y las incorporaban a la masa de maíz servida en una hoja de plátano. Otra historia colonial cuenta que los indios esclavos que construían el llamado “Camino de los españoles” entre Caracas y el puerto de La Guaira se alimentaban con “mazacote” de maíz colocado sobre hojas de plátano. Maltratados y mal alimentados morían. Un obispo, escandalizado por esta injusticia, puso como penitencia a los caraqueños comer lo mismo que los indios en la Navidad: mazacote de maíz sobre hojas de plátano, pero los señores se tomaron a la ligera la penitencia y añadieron exquisitos ingredientes. Sea como sea, la hallaca es indispensable en la Navidad en todas las mesas venezolanas, desde las más ricas hasta las más pobres. Su elaboración es, además, un ritual familiar, que convoca a todos a participar. Otro plato importante en la mesa de Navidad es el pan de jamón, aporte de los inmigrantes. Según Miró Popic, lo inventó el Señor Gustavo Ramella, dueño de la panadería Ramella en la Esquina de Gradillas de Caracas, en 1905. Al principio, solamente contenía jamón con vino, clavo, piña, canela y papelón. Poco a poco se popularizó y otras panaderías comenzaron a elaborar panes de jamón, así como muchas familias en su propia casa. Se le fueron añadiendo ingredientes. El pan de jamón tiene, generalmente, jamón, tocineta sofrita, aceitunas verdes, pasas y pimienta negra. Acompaña a la hallaca junto con la ensalada de gallina. Actualmente, se consigue con pavo o vegetariano también. Entre los postres, es tradición de la Navidad la “torta negra”, que comenzó a elaborarse entre los años treinta y cuarenta, como parte de la tradición de los inmigrantes europeos. Se caracteriza por una larga maceración de frutas y frutos secos en vino desde los meses anteriores a diciembre. Más antiguo aún es el célebre “dulce de lechoza” (o “lechosa” para algunos y “papaya” en otros países), una deliciosa conserva de esta fruta tropical. Entre las bebidas, la más emblemática es el ponche crema, de origen andino, que muchas abuelas hacen con leche, huevos, azúcar, ron, vainilla y nuez moscada, pero que también es producido por una industria con más de cien años de fundada. Cada familia, según su origen y según la región de Venezuela en la que se encuentra, incorpora otros elementos de tradición local o europea, como el pernil o el jamón planchado, pues Venezuela es un crisol de culturas por sus muchos inmigrantes o diversas tradiciones locales. Como sea, la cena de Navidad venezolana, es “multisápida”, como definió las hallacas cierto político caracterizado por su pipa.

L.M.R.

22/12/2012

El 21 de diciembre, ¿día del Espíritu de la Navidad?

Filed under: COTTON SHOPS Histórico,Noticias — cele @ 8:01 AM

De nuevo nos encontramos con una fecha importante del año, el solsticio de invierno en el hemisferio norte y de verano en el hemisferio sur. En el solsticio de invierno, la Tierra se encuentra en el punto más lejano con respecto al ecuador celeste, en su trayectoria elíptica. Visualmente, el solsticio de invierno es el momento en que el sol se ve a menor altura y la noche se hace más larga que el día por la inclinación del eje terrestre. Muchos pueblos antiguos celebraban festividades religiosas en ese momento. Se supone que el origen del árbol de Navidad estuvo en las fiestas del árbol que algunos pueblos nórdicos celebraban, usando pinos, pues estos árboles simbolizaban la continuidad de la vida durante el invierno, ya que no pierden su verdor en esta época. En la expansión del cristianismo, se incorporaban rituales paganos para que la conversión de los pueblos a esta religión tuviera una menor resistencia. En algunas nuevas tradiciones de nuestro mundo contemporáneo y globalizado se ha popularizado en esta fecha el recibimiento del “Espíritu de la Navidad”. Algunos rituales de la llamada “Nueva era” se relacionan con velas y esencias de mandarina, para propiciar un nuevo año más feliz. El Espíritu de la Navidad se representa frecuentemente como un anciano barbado, con adornos de origen vegetal, hojas y frutos, que recuerda a los sacerdotes celtas. Más allá de todo este imaginario que algunos comparten y otros no, el sentido de la celebración tiene un fondo interesante: la idea de prepararse para recibir bendiciones, para redactar cartas con deseos y propósitos, la revisión del año con sus ganancias y pérdidas. En medio de las agitadas preparaciones materiales de las fiestas navideñas, vale la pena detenerse frente a lo que será un cambio en el ciclo vital, un cambio porque finaliza una etapa y comienza otra al ir culminando el año. Se trata de un trabajo interior de autoanálisis, de reconsideración de lo que queremos y deseamos para los tiempos por venir, de perdón y reconciliación, de disposición para lo bueno, para la apertura hacia los demás, para la generosidad y el amor.

L.M.R.

02/12/2012

En Venezuela la Navidad se celebra desde el 1 de diciembre

En Venezuela la Navidad se celebra desde el 1 de diciembre

Comercios aparte, claro, que desde agosto comienzan a ofrecer adornos navideños. La Navidad en Venezuela es la celebración más importante del año y la que más tradiciones tiene asociadas. Aunque se trata de una celebración cristiana, con una raigambre católica fuertemente instituida en el país, es una fiesta que celebran las mayorías, incluso muchos de los supuestos agnósticos. Ello se relaciona con la apertura a compartir en familia y con los amigos, a dar culminación a múltiples procesos iniciados a lo largo del año. La Navidad, esa celebración del nacimiento del Niño Jesús como esperanza de redención para la humanidad, entraña una disposición especial a acercarse a los demás, a cultivar sentimientos de solidaridad, gratitud y amor hacia los semejantes, a dejar que los niños sean los grandes protagonistas de la temporada decembrina y a permitir que el “niño” que llevamos dentro se exprese más que en ningún otro momento del año. La Navidad es una fiesta muy familiar. Comienza con la decoración de la casa que, si bien incorpora muchos motivos multiculturales, tiene un elemento infaltable: el pesebre o nacimiento. Los artesanos venezolanos se lucen con sus hermosas representaciones del nacimiento de Jesús, especialmente en los estados andinos y en el Estado Lara. Los hay hechos de barro, de paja, de cerámica, de hojas de maíz, en forma de tallas de madera. Muchas familias atesoran por generaciones hermosas piezas italianas o españolas. Se dice que San Francisco de Asís inició la tradición del pesebre, con una representación de la Natividad con campesinos vivos. Poco a poco, la tradición de las figuras pasó de Italia a España, a través de Carlos III, quien encargó a un artesano de Sevilla un pesebre para su hijo, el Príncipe de Asturias. De la tradición española, pasó como herencia a las colonias. En cada hogar pueden verse la Virgen María, San José y el Niño Jesús, acompañados de la mula y el buey. Según el talante de cada familia, aparecen otras figuras, como los Reyes Magos con sus regalos, los pastorcitos con sus ovejas, los ángeles anunciadores de la buena nueva. Además de ser una fiesta familiar, la Navidad convoca lo colectivo. En Venezuela hay dos hermosos eventos que son prueba de ello: el primero es el encendido de la cruz del Ávila, una luminosa cruz que se enciende cada primero de diciembre en lo alto del Cerro Ávila también -llamado con el nombre indígena GuarairaRepano- y que se ve desde toda la ciudad de Caracas durante todo el mes de diciembre y hasta el 6 de enero. Esta tradición comenzó en 1963 como un juego de luces del Hotel Humboldt, por iniciativa del ingeniero estadounidense Ottomar Pfersdorff, quien laboraba en la Electricidad de Caracas. Se abrían y cerraban cortinas de las ventanas del hotel. Más tarde, en 1966, se hizo una estructura adosada a la antena de Venezolana de Televisión en Los Mecedoresy finalmente, se hizo una estructura aparte en 1982 de 37 metros de alto por 18 de ancho, que se colocó a 1530 metros de altura, cerca del Hotel Humboldt. Cada año un niño es seleccionado para activar el encendido y la Navidad comienza para la ciudad. El otro simbólico evento que abre la Navidad en Venezuela el primero de diciembre es una tradición rural, la Danza de los Pastores, un ritual propio de varios pueblos de Aragua y Carabobo, como El Limón. Se trata de un baile que se conduce hasta la Iglesia, en el que intervienen varios danzantes que llevan sombreros de cogollo de los que salen tiras de papel coloridas, llevando largas varas de las que cuelgan chapas y sonajeros, que representan a los pastores y pastorcitas que llevan ofrendas al niño Jesús. Son conducidos por el cachero, un danzante que lleva consigo un cacho de vaca y que representa al buey del pesebre, seguido de otras figuras como “el viejo” y “la vieja” y el “titirijí”. Cantan aguinaldos y canciones graciosas, hacen ofrendas y pagan promesas en la Iglesia, donde se representa también la Anunciación del ángel Gabriel. Estas son apenas dos de las muchas tradiciones que abren la Navidad en nuestro país.

L.M.R.

25/11/2012

¡Al agua, patos! El primer baño de inmersión del recién nacido

Filed under: Cuidados del Bebé — cele @ 9:23 AM

Una vez cicatrizada el área del cordón umbilical, puede tener el bebé su primer baño de inmersión. Es muy importante, antes de comenzar, tener todas las precauciones posibles. Hay lujosas bañeras con soportes especiales, pero si no se cuenta con ellas, basta una sencilla bañera de plástico colocada sobre una mesa, pero es importante que esta repose sobre una toalla extendida, para evitar deslizamientos. Hay que tener a mano una toalla limpia con capucha, la ropa que se le pondrá al bebé, un pañal limpio, champú y jabón suave y aceite de bebé, gasas o toallitas muy limpias, hisopos y discos de algodón. Antes del baño de inmersión, se le puede lavar la carita sin usar jabón, con una gasa esterilizada y las orejas, muy suavemente, con una gasa o un hisopo, pero solamente en la parte externa de las orejas, sin introducir nunca el hisopo en el canal interno. Empujar el cerumen hacia adentro puede causar infecciones muy dolorosas. Los ojos se limpian suavemente con gasas esterilizadas y humedecidas en agua hervida de adentro hacia afuera, una gasa por cada ojo. La temperatura del agua de la bañera debe ser tibia y, para comprobar que es adecuada, basta mojar la muñeca. La habitación también debe tener una temperatura adecuada, libre de corrientes de aire. Hay que observar el cuero cabelludo. Algunos bebés tienen una costra láctea amarillenta o una especie de seborrea, que puede quitarse con aceite de bebé frotado delicadamente con una gasa o un disco o mota de algodón. Puede ser más fácil lavar la cabecita del bebé antes de introducirlo en la bañera. Bastan unas pocas gotas de champú especial para bebé, que no es irritante, se frota suavemente la cabeza y se le quita el champú con una toallita humedecida. Nunca debe usarse champú o jabón para adultos. Se tomará al bebé por la axila, tomado con la mano izquierda para que su cabeza repose entre el brazo y el antebrazo, a la altura del codo (las madres zurdas usarán la derecha). Hay que recordar que el bebé aún no sostiene su cabeza solo. Con la otra mano se le sujetarán las piernas y el trasero, para introducirlo suavemente en el agua y apoyarlo en esa suerte de pequeño asiento que tienen las bañeras para bebés. La bañera no tiene que estar muy llena de agua. Se comienza a enjabonarlo suavemente por la parte delantera: cuello, pecho, brazos, manos, pliegues, zona genital (de adelante hacia atrás), piernas y pies. Es muy importante la limpieza entre los deditos y los pliegues. Luego se le dará la vuelta, sujetándolo igual por la axila, con su pecho apoyado sobre el antebrazo, para limpiar su espalda y su trasero, así como las piernas por detrás con sus pliegues. Una forma de tranquilizarlo es cantarle o hablarle suavemente. Con una jarrita se puede ayudar a enjuagarlo, pero no debe verterse sobre la cara ni la cabeza. Inmediatamente que se lo saque de la bañera, hay que envolverlo en la toalla, secarlo muy bien y proceder a vestirlo. Todo el proceso puede hacerse en muy corto tiempo, para no irritar al bebé. Cuando sea mayorcito, aprenderá a jugar y a disfrutar del baño de otra manera. En internet hay múltiples videos para visualizar todo el proceso. Nunca hay que soltarlo ni dejarlo solo, en ningún momento. La frecuencia del baño puede hacerse dos o tres veces a la semana. A diario, eso sí, debe asearse la carita, las manitos y el área del pañal. La atención sobre el bebé en todo momento es crucial, pero igual será un momento precioso para compartir con el bebé, que probablemente llore al principio. Eso no debe alterar a la madre, que se mantendrá tranquila, hablándole y cantándole. Puede ser un momento de disfrute muy especial.

L.M.R.

20/11/2012

Visitando al nuevo bebé

Filed under: COTTON SHOPS Padres,Cuidados del Bebé — Etiquetas: , — cele @ 12:48 PM

Hay algo mágico en la noticia de que un nuevo bebé acaba de llegar al mundo. Hay un regocijo especial en los amigos y familiares de los nuevos padres. Sin embargo, hasta los desconocidos parecen emocionarse, como puede verse en clínicas y hospitales con ventanas en los retenes de recién nacidos, que despiertan la curiosidad y la alegría de gente que pasa por allí y nada tiene que ver con los neonatos. Es, quizás, un sentimiento ancestral que tiene que ver con la renovación de la especie. Se sabe también, científicamente, que el llanto de un bebé afecta a quienes lo escuchan, especialmente a las mujeres, cuyos latidos cardiacos y pulso pueden variar con tal estímulo. Decía el humorista Bill Cosby en su libro Ser padres que es interesante observar la conducta humana frente a los recién nacidos no solamente los humanos, sino los de otras especies. Explicaba que alguna vez se sorprendió a sí mismo frente a un documental de televisión, llamando a su familia para que vieran unas “hermosas” crías de tortugas que acababan de romper sus huevos, cuando al mirarlas mejor eran unos seres arrugados y poco agraciados. Volviendo a los bebés, la noticia de un nacimiento nos exalta y queremos visitar a los nuevos padres y conocer a la criatura, pero esto implica tener en cuenta unas mínimas normas de discreción y de buen comportamiento para que los nuevos padres se sientan complacidos y compartan con alegría el suceso, y, de ninguna manera se sientan desbordados por nuestro entusiasmo. Hay dos lugares adonde la gente visita a los recién nacidos, la clínica u hospital y el hogar de la familia. Si la visita se realiza a la institución hospitalaria, es muy importante tener en cuenta algunas normas. La primera de ellas es no llevar flores. Las flores están prohibidas en muchos sitios por su potencialidad de causar alergias en los pequeños, que tienen aún un frágil sistema inmune. En su lugar, hay casas que hacen arreglos con globos de felicitación si es que se desea homenajear de esta manera a los nuevos padres. Tal vez más útiles son las prendas de ropa, los juguetes y los enseres para el recién nacido que los padres estén aún necesitando. Es preferible visitar en grupos pequeños a la madre reciente, que posiblemente tiene una cesárea o el cansancio del parto aunado a una pequeña cirugía, sin hacer demasiado ruido para no molestarla a ella ni a otros pacientes y, mucho menos, asustar al bebé. No hay que presionar a los padres solicitándoles cargar al recién nacido. De acuerdo con sus costumbres y con sus hábitos personales y culturales, ellos decidirán a quién se lo permiten. La madre está particularmente sensible y necesitando proteger a su bebé. Si el nené pasa de mano en mano, puede estar exponiéndose a virus y bacterias. En el caso de los familiares y amigos más cercanos, que tengan la suerte de ese permiso, deberán lavarse muy bien las manos para tocar al bebé y evitar hablar sobre él, toser o estornudar. Si se quiere tomar fotos, hay que pedir permiso y nunca usar flash, pues esto asusta al bebé. Si se acude a la visita con niños pequeños, es importante prepararlos y hacerles ver que basta con ver al bebé, sin tocarlo. Las visitas deben ser breves, pues en la clínica u hospital hay rutinas de limpieza, de comidas, de aseo de la madre y el bebé, de amamantamiento. Cuando la visita se hace en el hogar, aplican casi las mismas reglas: aseo de las manos, no acudir con enfermedades, no forzar nada, no hacer ruido, no llevar flores. La duración tampoco deberá ser excesiva, aun cuando haya menos restricciones que en la institución hospitalaria. Ello dependerá de los deseos de los padres y de la ayuda que tengan de abuelas o tías. Los padres están muy ocupados con el nuevo bebé, tratando de asimilar las nuevas rutinas, generalmente exigentes por la necesidad de la nueva criatura de alimentarse cada tres o cuatro horas.Por supuesto, algunas familias tienen ciertas formas de celebrar los nacimientos. En Venezuela, algunas brindan por el acontecimiento con los llamados “miaos del niño”, bebidas alcohólicas acompañadas de frutas. Según cada cultura y cada familia, será posible hacer o no hacer determinadas cosas. Lo más importante será tratar de comprender qué necesitan los nuevos padres y sentir en cada momento cómo podemos expresar nuestro cariño y cooperar con ellos para compartir su alegría de la mejor manera, paciente y generosamente.

L.M.R.

15/11/2012

Más canciones de cuna para los niños venezolanos y del resto de Latinoamérica

Si algo caracteriza a la cultura latinoamericana es su amor por los niños y las canciones de cuna atraviesan fronteras. Así como Atahaualpa Yupanqui y Mercedes Sosa llevaron más allá de Venezuela el “Duerme negrito”, la venezolana Soledad Bravo le ha dado su voz a la hermosa composición del cubano Eliseo Grenet, “Drume negrita”:

Drume, negrita,

que yo va comprar nueva cunita

que tendrá capité y también ca´cabé.

Si tu drume, yo te traigo un mamey muy colorao.

Si no drume, yo te traigo un babalao,

que da paupau.

A la negrita se le salen

los pies de la cunita

y la negra Mercé ya no sabe que hacé.

Drume, negrita,

que yo va a comprá nueva cunita

que tendrá capité y también ca´cabé.

Si tu drume, yo te traigo un mamey muy colorao

Si no drume, yo te traigo un babalao,

que da paupau.

Por otra parte, el compositor venezolano Otilio Galíndez, cuyas obras se hacen tan famosas que la gente olvida su autoría y las atribuye al folklore anónimo, tiene una bellísima nana, que no solamente canta él con su hermosa voz, sino que también le han dado sus voces las venezolanas Soledad Bravo, Lilia Vera, Cecilia Todd y la argentina Mercedes Sosa:

Duerme mi tripón

Vamos a engañar a la lechuza

y engañar al coco

que ya no asusta

Que mañana el sol

brillará en tu cuna

Y te contará

Cómo fue que un día

Perdió la luna

Duerme mi tripón

Ya se fue la tarde cansada

Y llegó la noche

Fresquita y muda

Duerme mi tripón.

Abrirá tus ojos

La luz del alba

Y te enseñará

Ríos y caminos

Y la montaña

Escuchar estas canciones de la voz de estos cantantes resulta conmovedor por la fuerza de la ternura que encontramos en ellas. Aun hay muchas más canciones de cuna, de autorías anónimas, que circulan libremente de un país a otro en las voces de tantas madres que, embelesadas, contemplan a sus bebés cerrando los ojitos, mamando su propia tradición cultural.

L.M.R.

Older Posts »

Powered by WordPress