TU ROPA DE ALGODÓN

26/01/2013

Algo sobre el algodón

Filed under: COTTON SHOPS Ecológico,Cuidados Textiles,Ropa de Algodón — Etiquetas: — cele @ 12:02 PM

Hay muchas cosas curiosas que decir de esta planta maravillosa malvácea, del género Gossypium, que se cultiva a una temperatura de 30 grados centígrados, de la cual viene buena parte de nuestro guardarropa. No tenemos suficiente idea de cuán importante es para nuestras vidas, a menos que imaginemos algunas escenas del pasado lejano. ¿Conocerían Moisés y su pueblo que atravesaba el desierto el algodón? ¿Cómo se habrá vestido Ulises, el héroe de la Odisea, en su viaje de regreso a Itaca si no sabía de este material? Sin embargo, el algodón es muy antiguo. Aparece ya reseñado en el Rig Veda, libro sagrado del hinduismo, del 1500 antes de Cristo. Herodoto habla de él como una lana vegetal usada por los indios de la India en el 443 antes de Cristo, lo que muestra que hasta ese momento era un material desconocido para los griegos. Estrabón y Plinio el Viejo también lo mencionan como una lana sacada de un árbol. El algodón era desconocido en Europa hasta el siglo VIII, cuando los árabes lo llevaron. De hecho, la misma palabra “algodón” es de origen árabe. Viene de “al qutn”, que se pronuncia como “al qutun”, de donde viene “algodón” y también la palabra inglesa “cotton”. Las primeras fábricas europeas de algodón son muy tempranas en la España árabe o andaluza. Se establecieron hacia el siglo X en Granada, Córdoba y Sevilla y los productos tenían una gran calidad. Hacia el siglo XIV había fábricas importantes en los Países Bajos y al sur de Alemania. Algunos cronistas españoles hablan de cómo los mexicanos precolombinos ya usaban el algodón. Colón ya lo documenta en la Isla La Española, pues los indígenas se vestían con prendas de algodón y hacían con este material sus redes de pescar. Los pueblos indígenas del Perú lo conocían desde hace más de 5.000 años. De hecho, en América ha habido especies naturales con colores como negro, rojo y azul, que se han perdido. Actualmente, algunas especies de color ocre y pardo se están rescatando. El algodón de Barbados se ha aclimatado muy bien en Egipto, de manera que el algodón egipcio es una de las especies más conocidas. En Venezuela, el cultivo del algodón fue parte de la actividad económica importante de lo que es hoy en día el Estado Mérida durante el siglo XVI. Se cultivaba en la parte media de la cordillera, pero durante los tiempos de la Colonia fue sustituido por caña de azúcar y café. Por supuesto, tiene también un capítulo oscuro el algodón, el de las plantaciones del Caribe y del sur de los Estados Unidos que florecieron entre los siglos XVII y XIX con mano de obra esclava. Millones de africanos fueron traídos a América, vendidos como mercancía y explotados en las plantaciones, muchas de las cuales eran de algodón. En Europa, el algodón fue clave en el desarrollo de la Revolución Industrial, pues las primeras industrias fueron industrias textiles. Hoy en día, el algodón es uno de los tejidos más difundidos y versátiles en todo el mundo, al alcance de las grandes mayorías.

L.M.R.

25/02/2012

¡Verde, que te quiero verde!

Filed under: Artículos Variados,COTTON SHOPS Ecológico — cele @ 2:58 PM

Tus zapatos pasaron a mejor vida y, como su memoria merece ser honrada, vas y los entierras en el parque. A los meses, obtienes un árbol. Parece cosa de cuento de hadas, pero ya hay unas zapatillas totalmente biodegradables con semillas ocultas en su suela de corcho. Y es que desde Emma Watson, la de Harry Potter, hasta Stella McCartney, pasando por las marcas de ropa más famosas y por los diseñadores de las pasarelas de Milán, París y Nueva York, todos están haciendo prendas eco friendly.

¿Y qué es la moda verde? Ropa y calzado ecológicos hechos de fibras naturales (como el algodón) y en cultivos orgánicos, es decir, sin transgénicos, pesticidas ni sustancias tóxicas. También se utiliza poca agua y energía en su manufactura, la cual no contamina el aire, el agua o el suelo.

Por su parte, las telas sintéticas contaminan en su fabricación, durante y después de su uso. Se descubrió hace poco que los peces de todo el mundo estaban consumiendo pequeñas partículas de plástico. Investigadores de Inglaterra y Estados Unidos descubrieron que éstas provenían ¡de fibras de poliéster, nylon y acrílico vertidas por las lavadoras! ¡Hasta más de 1900 fibras plásticas suelta cada prenda por lavada! Lo más grave: ya están entrando en la cadena alimenticia.

Las fibras sintéticas también causan alergias, irritación por roces, erupciones, prurito y más transpiración. Esto se debe a que provienen del plástico y del petróleo, lo que las hace, además, no renovables.

Lo bueno es que hay alternativas, como el poliéster hecho con maíz o la ropa peruana de algas, que previene el cáncer de piel al bloquear en un 99,7 los rayos UVA ¡Mucho mejor que cualquier protector solar! La ropa de bambú también es otro éxito: es antibacterial e hipoalergénica, absorbe la transpiración, permite que la piel respire, filtra los rayos UVA y se siente como la seda.  Lo mejor es que el bambú tiene un alto crecimiento: ¡hasta un metro diario!, y al igual que el lino y el cáñamo, la ropa de bambú requiere de menos agua y químicos.

Otras fibras ecológicas se hacen con la soja (cachemir vegetal), con la celulosa extraída de la pulpa de la madera, con las semillas de sésamo ¡y con la piña! (que da una tela antialérgica). Ahora con tecnología mexicana se recicla hasta la piel de pescado, que toma el aspecto de piel de víbora o cocodrilo usando menos agua y químicos, y haciendo de toneladas de basura bellas piezas de diseño.

¡Qué bueno que de un zapato pueda crecer un árbol! ¡Y qué maravilloso que se pueda cuidar el ambiente y la salud sólo con usar una suave, hermosa y cómoda prenda de algodón orgánico!

Powered by WordPress