TU ROPA DE ALGODÓN

07/03/2013

Día Internacional de la Mujer: en recuerdo de las costureras

Filed under: Ropa de Algodón — cele @ 8:29 PM

Una vez más, el 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, que fue decretado en recuerdo de 146 trabajadoras textiles, que murieron trágicamente por un incendio en la fábrica de camisas Triangle, en Nueva York, en 1911. En aquellos días la explotación laboral y las pobres condiciones de seguridad industrial para las trabajadoras marcaron esta tragedia. Este recuerdo resulta sensible para COTTON SHOPS, por tratarse de mujeres que cosían para ganarse la vida. Un siglo después, las condiciones de trabajo de la mujer han mejorado, indiscutiblemente, aunque aún hay muchos lugares en el mundo en los que los trabajadores carecen de seguridad laboral y de salarios dignos. El recuerdo de estas mujeres nos hace reflexionar cómo en la historia del vestido el género femenino ha jugado un papel primordial. En la antigüedad eran las mujeres las que hilaban y cosían, las que probablemente inventaron los primeros instrumentos para coser. En algunas culturas tradicionales, puede verse aún cómo las jovencitas se entrenan en rudimentarios telares. La literatura está poblada de mujeres que bordan, tejen y cosen. En la tradición clásica encontramos a la reina Penélope, de la Odisea de Homero, tejiendo y destejiendo un traje de bodas en la espera de su heroico esposo Ulises, que tardó veinte años en regresar de la conquista de Troya. Con el tejido interminable lograba mantener a raya a los muchos pretendientes que querían casarse con ella, dando por muerto al héroe. Muy sugerente es la leyenda de la diosa Atenea, gran tejedora, que irritada porque la mortal Aracné tejía mejor, la convirtió en araña. En la tradición de los cuentos de hadas de Occidente, hay algunos sastres, como el sastrecillo valiente, pero son más frecuentes las costureras, desde la hermosa joven obligada a hilar oro, que recibe la ayuda del malévolo duende Rumpelstilkin, hasta la malvada bruja de la Bella durmiente, que trabajaba en su rueca, esperando a la princesita que se pincharía con el huso para que se hiciera realidad el hechizo de los cien años de sueño. También un caballero heroico, Yvain, el caballero del león, de una novela medieval, rescata a un grupo de doncellas, obligadas a trabajar por un hechizo mágico, encerradas en un castillo, cosiendo día y noche. La tradicional canción infantil “Arroz con leche” pide una esposa “que sepa coser, que sepa bordar”. La máquina de coser se inventaría muy tarde. Tuvo rudimentarias versiones desde el siglo XVIII y fue un importante invento del siglo XIX. Las máquinas más cercanas a lo que hoy conocemos como máquinas de coser fueron hechas por Elias Howe, en Estados Unidos, a mediados del siglo. La compañía Singer, fundada en 1851 por Isaac Merrit Singer popularizó su uso. Ello contribuyó de manera radical a la Revolución Industrial, que marcó de manera importante el trabajo femenino, aun cuando era peor remunerado que el masculino. Hoy en día, hay millones de mujeres en la industria textil, desde las humildes obreras herederas de las que recordamos cada 8 de marzo, hasta grandes diseñadoras de alta costura, algunas de las cuales han pasado a la historia como figuras legendarias. Por ejemplo, Coco Channel y, en particular recordamos a nuestra venezolana Carolina Herrera. En el Día Internacional de la Mujer, muchas felicidades a las mujeres que cosen, tejen, bordan y diseñan para vestirnos mejor.

L.M.R.

No hay comentarios »

No comments yet.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URL

Leave a comment

Powered by WordPress