TU ROPA DE ALGODÓN

22/12/2012

El 21 de diciembre, ¿día del Espíritu de la Navidad?

Filed under: COTTON SHOPS Histórico,Noticias — cele @ 8:01 AM

De nuevo nos encontramos con una fecha importante del año, el solsticio de invierno en el hemisferio norte y de verano en el hemisferio sur. En el solsticio de invierno, la Tierra se encuentra en el punto más lejano con respecto al ecuador celeste, en su trayectoria elíptica. Visualmente, el solsticio de invierno es el momento en que el sol se ve a menor altura y la noche se hace más larga que el día por la inclinación del eje terrestre. Muchos pueblos antiguos celebraban festividades religiosas en ese momento. Se supone que el origen del árbol de Navidad estuvo en las fiestas del árbol que algunos pueblos nórdicos celebraban, usando pinos, pues estos árboles simbolizaban la continuidad de la vida durante el invierno, ya que no pierden su verdor en esta época. En la expansión del cristianismo, se incorporaban rituales paganos para que la conversión de los pueblos a esta religión tuviera una menor resistencia. En algunas nuevas tradiciones de nuestro mundo contemporáneo y globalizado se ha popularizado en esta fecha el recibimiento del “Espíritu de la Navidad”. Algunos rituales de la llamada “Nueva era” se relacionan con velas y esencias de mandarina, para propiciar un nuevo año más feliz. El Espíritu de la Navidad se representa frecuentemente como un anciano barbado, con adornos de origen vegetal, hojas y frutos, que recuerda a los sacerdotes celtas. Más allá de todo este imaginario que algunos comparten y otros no, el sentido de la celebración tiene un fondo interesante: la idea de prepararse para recibir bendiciones, para redactar cartas con deseos y propósitos, la revisión del año con sus ganancias y pérdidas. En medio de las agitadas preparaciones materiales de las fiestas navideñas, vale la pena detenerse frente a lo que será un cambio en el ciclo vital, un cambio porque finaliza una etapa y comienza otra al ir culminando el año. Se trata de un trabajo interior de autoanálisis, de reconsideración de lo que queremos y deseamos para los tiempos por venir, de perdón y reconciliación, de disposición para lo bueno, para la apertura hacia los demás, para la generosidad y el amor.

L.M.R.

17/12/2012

Cómo comprar los regalos de Navidad sin morir en el intento

Filed under: Noticias,Regalos para Todos — Etiquetas: , — cele @ 9:20 PM

Quizás año tras año nos decimos de nuevo que el año siguiente no caeremos en la misma trampa de dejar las compras para última hora. Quizás nos decimos de nuevo que el año siguiente intentaremos no quedarnos con la bolsa vacía y las tarjetas de crédito a reventar. Posiblemente, aunque nos propongamos ahorrar, diciembre resulta ser el mes más exigente en términos económicos. Suele ser el mes de las cuotas especiales de algún préstamo, el mes del pago de los seguros, el mes de las grandes erogaciones en festejos y, a todo ello, se suman los regalos de Navidad. Muchas veces llega el mes de enero con una sensación de bancarrota, luego de los muchos excesos en el gasto, sin hablar del estrés producido por las compras en los centros comerciales desbordados, a los que es difícil llegar por el tráfico inmisericorde y los estacionamientos “de bote en bote”, y salir, debido a las colas interminables. Posiblemente, algunas sencillas sugerencias pueden ayudarnos a paliar la llegada de diciembre. En primer lugar, es importante hacer listas de todos aquellos a quienes queremos obsequiar algo. Luego, con base en el presupuesto disponible, decidiremos qué regalar. Una opción interesante es eso que en nuestra cultura se llama “un detalle”, que puede consistir, por ejemplo, en unos sencillos pañuelos o unas deliciosas mermeladas artesanales. Otra opción a considerar es comprar por internet, para ahorrar tiempo. Si hay que comprar en tiendas físicas, vale la pena hacerlo en un área geográfica reducida, para evitar traslados innecesarios. El qué comprar varía mucho, por supuesto, pues depende de la disponibilidad financiera y los gustos de los obsequiados, pero a veces puede aprovecharse la Navidad para satisfacer necesidades de tipo práctico. Si bien los niños esperan juguetes, la ropa es bien recibida por los jóvenes y los adultos, pues contribuye a satisfacer necesidades muchas veces inaplazables. El estreno navideño es muy importante para algunas personas. Para las madres un bebé que está creciendo, toda prenda de ropa o enseres para su cuidado será de gran ayuda. Para quien pasará vacaciones en un sitio caluroso, un traje de baño será genial. Basta con sentir a las personas. Sin que nos digan nada, podemos adivinar sus deseos y necesidades,  y acertar con lo que decidamos regalar. No hacemos obsequios de cualquier manera, para salir del paso, sino para demostrar que la persona que recibe el obsequio tiene nuestro afecto, que somos sensibles a sus necesidades. Algunas familias numerosas han cultivado la costumbre de hacer el intercambio de regalos de los más grandes a través de papelitos con los nombres de todos los miembros. De esta manera, cada uno compra un regalo en lugar de treinta, por ejemplo. Con una planificación a tiempo, muchas ganas de dar por el mero placer de hacerlo y una distribución inteligente de los ingresos, será posible hacer de la compra de los regalos un placer inmenso e imprimir en ella, de una vez, el espíritu navideño, es decir, el deseo de encontrarse con los otros con la alegría de un niño.

L.M.R.

El sentido de los regalos navideños

Filed under: Noticias,Regalos para Todos — Etiquetas: , , — cele @ 8:41 PM

La Navidad tiene como ritual en todas partes del mundo el intercambio de regalos. ¿De dónde viene esta costumbre? Hay quienes la asocian a la llegada de los célebres tres Reyes Magos, de quienes se dice que eran tres y que eran reyes por la tradición oral, ya que en lo

s Evangelios bíblicos apenas se habla de unos magos que venían del Oriente. Ellos, conducidos por una brillante estrella, viajan hasta Belén para conocer a un niño que les fue anunciado dos años antes y le llevan como regalos oro, incienso y mirra. Estas ofrendas tenían el sentido del reconocimiento de la divinidad del Niño Jesús. Para algunos, los magos simbolizan la trascendencia del mesías más allá de la cultura judía en la que el niño nació. De ahí que los Reyes Magos sean quie

nes cada 6 de enero llegan con obsequios para los niños. Para otros, la tradición más bien tiene que ver con Nicolás de Mira o Nicolás de Bari, un piadoso obispo de Mira, hijo de una familia adinerada, que vivió en el siglo IV en Anatolia, Turquía. Se le atribuye un gran corazón y una gran cercanía con los niños y con los pobres. La leyenda dice que ayudó a un padre muy pobre a dar dote a sus tres hijas para que pudieran casarse bien. En aquellos días, las jóvenes que se casaban debían disponer de bienes propios para aportar al matrimonio. Nicolás entraba secretamente en la humilde casa y dejaba monedas de oro en las medias que las niñas habían colgado cerca de la chimenea para que se secaran. Se le atribuyen también milagros de curación a muchos niños. Por lo tanto, la Iglesia lo declaró santo y sus restos reposan en la ciudad italiana de Bari, donde fueron llevados en el siglo XI desde Turquía. En la tradición, se lo representa vestido de blanco o de rojo, como correspondía a las galas de los obispos orientales, a pesar de que su culto se esparció por la Europa occidental. Su figura formaba parte de la tradición que los emigrantes holandeses llevaron a Nueva York en lo que después serían los Estados Unidos; se le llamaba Sinterklaas. El poeta Clement Clarke Moore, en 1823, escribió un poema dedicado a él, en el que lo describía como un duende que llevaba regalos a los niños en un trineo tirado por renos. Lo llamó Santa Claus, como lo había hecho antes el escritor Washington Irving en su Historia de Nueva York. Poco a poco su figura fue cambiando en la tradición popular hasta el anciano bonachón, que fabrica juguetes en el Polo Norte y los reparte la noche de Navidad. Hay quienes lo asocian al comercialismo desmedido que ha convertido una fiesta religiosa en una voraz necesidad de vender. En efecto, si la Navidad es una carrera desaforada para propiciar el consumo, sin otro propósito que el de cumplir con un “deber” de esta época del año, no tiene mayor sentido. Por otra parte, si se rescata el sentido que llevó a los Reyes Magos a reconocer en un niño pobre y extranjero a un rey espiritual que venía a enseñar el amor y si se rescata el desprendimiento de un filántropo medieval llamado Nicolás, el intercambio de regalos cobra una nueva significación: es una manera de reconocer lo bueno de los otros, el afecto que los une a nosotros o la gratitud que podemos sentir por quienes nos rodean. El intercambio de regalos en una hermosa ocasión para dar y recibir afecto, sin que ese afecto deba medirse por el costo del regalo. Más bien, por el gusto que adivinamos en la persona que lo recibe, por la necesidad que tenemos de darle una gran alegría, por la recompensa que será su sonrisa.
L.M.R.

09/12/2012

8 de diciembre, día de la “Inmaculada Concepción”

Filed under: Ropa de Algodón — cele @ 8:11 AM

Una celebración de importancia para la Iglesia Católica en el mes de diciembre es el día de la “Inmaculada Concepción” de la Virgen María. Se trata de una fecha anticipatoria de la Navidad. Recuerda la visita del arcángel Miguel a una María muy joven. El arcángel le anuncia la decisión divina de que ella conciba un hijo del Espíritu Santo, que será el enviado de Dios, el mesías esperado por el pueblo judío. María contesta humildemente “Hágase en mí como has dicho”.  La escena remite a la idea de una madre virgen, símbolo de pureza. El culto católico a la Virgen María se inició en la Edad Media alrededor de la idea de la virginidad de María, lo cual le daba a la madre de Jesús un halo milagroso que la hacía sobrepasar la condición humana. El culto mariano dulcificaba así la religión viril en que se había convertido el cristianismo occidental.   Ofrecía el consuelo de una madre intercesora, sanadora y consoladora de los pecadores. El arte occidental se hizo eco de esta mirada sobre María, de tal manera que la escena del encuentro de María con el arcángel ha sido inmortalizada múltiples veces, pero ninguna de tanta inocencia como “La anunciación” de FraAngelico, pintor italiano del Cuatrocento, de quien se decía que se había asomado a los Cielos para poder pintar. De él diría Juan Ramón Jiménez en su Platero y yo, que pintaba el cielo de rodillas. Resulta asombrosa la necesidad de esa madre milagrosa cuya presencia se ha multiplicado en las diferentes advocaciones de la Virgen y en las numerosas apariciones que se registran en el mundo, como la famosa Virgen de Lourdes, en Francia. La madre protectora tiene también varias advocaciones en Venezuela: la Virgen de Coromoto, en Guanare y Naiguatá; la Chinita o Virgen de Chiquinquirá, en el Estado Zulia; la Divina Pastora, en Lara; la Virgen del Valle, en Margarita; la Virgen de Betania, en Miranda. Todas ellas son una y la misma, la madre del Niño Jesús, amorosa y rendida a los designios del Dios Padre, pero también la madre de un pueblo muy creyente y devoto.

L.M.R.

07/12/2012

¿Pijamas de Navidad? ¿Para qué?

Decíamos en una ocasión anterior que la Navidad es una fiesta fundamentalmente familiar, de la cual los niños son los grandes protagonistas. De hecho, la Navidad tiene como centro a la familia, es decir, a la Sagrada Familia: la dulcísima Virgen que mira con ternura al Niño Jesús recién nacido, arropado también por la mirada protectora de San José, que los pequeños contemplan encantados en el pesebre. La cena de Nochebuena es la gran fiesta esperada por todos. En Venezuela, se prepara una deliciosa cena para compartir en familia, en la que están presentes los manjares más apreciados, con la hallaca como la reina de los sabores de la noche. Se trata de una cena de medianoche. Algunas familias acostumbran a abrir los regalos luego de la cena; otras, prefieren esperar a la mañana de Navidad. Algunas familias colocan el Niño Jesús en el pesebre en los primeros días de diciembre, cuando lo elaboran; otras, lo hacen en la medianoche del 24 al 25. Sea como sea la costumbre, una linda idea de celebración es compartir en familia con pijamas de Navidad. Es una manera de elaborar un ritual íntimo que llena de alegría a los niños por el colorido y por el espíritu navideño contagioso que ilumina la época. Produce una sensación de comunidad, de complicidad. Se relaciona, además, con la costumbre muy venezolana de decorar los hogares con múltiples motivos navideños, que, además del pesebre y del árbol de Navidad, elaboran un ambiente especial: cojines, apliques, coronas navideñas, ángeles e imágenes de San Nicolás, el santo vestido de rojo que trae los regalos del Polo Norte. Su figura se alterna con la del Niño Jesús como proveedor mítico de los presentes navideños, aunque todavía gana este último, de manera que muchos niños llaman a los regalos “Niño Jesús”. Pues bien, recibir el “Niño Jesús” con pijamas de alegres colores puede dejar grabadas las Navidades en hermosas fotografías y en memorias inolvidables para todos los miembros de la familia.

L.M.R.

 

02/12/2012

En Venezuela la Navidad se celebra desde el 1 de diciembre

En Venezuela la Navidad se celebra desde el 1 de diciembre

Comercios aparte, claro, que desde agosto comienzan a ofrecer adornos navideños. La Navidad en Venezuela es la celebración más importante del año y la que más tradiciones tiene asociadas. Aunque se trata de una celebración cristiana, con una raigambre católica fuertemente instituida en el país, es una fiesta que celebran las mayorías, incluso muchos de los supuestos agnósticos. Ello se relaciona con la apertura a compartir en familia y con los amigos, a dar culminación a múltiples procesos iniciados a lo largo del año. La Navidad, esa celebración del nacimiento del Niño Jesús como esperanza de redención para la humanidad, entraña una disposición especial a acercarse a los demás, a cultivar sentimientos de solidaridad, gratitud y amor hacia los semejantes, a dejar que los niños sean los grandes protagonistas de la temporada decembrina y a permitir que el “niño” que llevamos dentro se exprese más que en ningún otro momento del año. La Navidad es una fiesta muy familiar. Comienza con la decoración de la casa que, si bien incorpora muchos motivos multiculturales, tiene un elemento infaltable: el pesebre o nacimiento. Los artesanos venezolanos se lucen con sus hermosas representaciones del nacimiento de Jesús, especialmente en los estados andinos y en el Estado Lara. Los hay hechos de barro, de paja, de cerámica, de hojas de maíz, en forma de tallas de madera. Muchas familias atesoran por generaciones hermosas piezas italianas o españolas. Se dice que San Francisco de Asís inició la tradición del pesebre, con una representación de la Natividad con campesinos vivos. Poco a poco, la tradición de las figuras pasó de Italia a España, a través de Carlos III, quien encargó a un artesano de Sevilla un pesebre para su hijo, el Príncipe de Asturias. De la tradición española, pasó como herencia a las colonias. En cada hogar pueden verse la Virgen María, San José y el Niño Jesús, acompañados de la mula y el buey. Según el talante de cada familia, aparecen otras figuras, como los Reyes Magos con sus regalos, los pastorcitos con sus ovejas, los ángeles anunciadores de la buena nueva. Además de ser una fiesta familiar, la Navidad convoca lo colectivo. En Venezuela hay dos hermosos eventos que son prueba de ello: el primero es el encendido de la cruz del Ávila, una luminosa cruz que se enciende cada primero de diciembre en lo alto del Cerro Ávila también -llamado con el nombre indígena GuarairaRepano- y que se ve desde toda la ciudad de Caracas durante todo el mes de diciembre y hasta el 6 de enero. Esta tradición comenzó en 1963 como un juego de luces del Hotel Humboldt, por iniciativa del ingeniero estadounidense Ottomar Pfersdorff, quien laboraba en la Electricidad de Caracas. Se abrían y cerraban cortinas de las ventanas del hotel. Más tarde, en 1966, se hizo una estructura adosada a la antena de Venezolana de Televisión en Los Mecedoresy finalmente, se hizo una estructura aparte en 1982 de 37 metros de alto por 18 de ancho, que se colocó a 1530 metros de altura, cerca del Hotel Humboldt. Cada año un niño es seleccionado para activar el encendido y la Navidad comienza para la ciudad. El otro simbólico evento que abre la Navidad en Venezuela el primero de diciembre es una tradición rural, la Danza de los Pastores, un ritual propio de varios pueblos de Aragua y Carabobo, como El Limón. Se trata de un baile que se conduce hasta la Iglesia, en el que intervienen varios danzantes que llevan sombreros de cogollo de los que salen tiras de papel coloridas, llevando largas varas de las que cuelgan chapas y sonajeros, que representan a los pastores y pastorcitas que llevan ofrendas al niño Jesús. Son conducidos por el cachero, un danzante que lleva consigo un cacho de vaca y que representa al buey del pesebre, seguido de otras figuras como “el viejo” y “la vieja” y el “titirijí”. Cantan aguinaldos y canciones graciosas, hacen ofrendas y pagan promesas en la Iglesia, donde se representa también la Anunciación del ángel Gabriel. Estas son apenas dos de las muchas tradiciones que abren la Navidad en nuestro país.

L.M.R.

25/11/2012

¡Al agua, patos! El primer baño de inmersión del recién nacido

Filed under: Cuidados del Bebé — cele @ 9:23 AM

Una vez cicatrizada el área del cordón umbilical, puede tener el bebé su primer baño de inmersión. Es muy importante, antes de comenzar, tener todas las precauciones posibles. Hay lujosas bañeras con soportes especiales, pero si no se cuenta con ellas, basta una sencilla bañera de plástico colocada sobre una mesa, pero es importante que esta repose sobre una toalla extendida, para evitar deslizamientos. Hay que tener a mano una toalla limpia con capucha, la ropa que se le pondrá al bebé, un pañal limpio, champú y jabón suave y aceite de bebé, gasas o toallitas muy limpias, hisopos y discos de algodón. Antes del baño de inmersión, se le puede lavar la carita sin usar jabón, con una gasa esterilizada y las orejas, muy suavemente, con una gasa o un hisopo, pero solamente en la parte externa de las orejas, sin introducir nunca el hisopo en el canal interno. Empujar el cerumen hacia adentro puede causar infecciones muy dolorosas. Los ojos se limpian suavemente con gasas esterilizadas y humedecidas en agua hervida de adentro hacia afuera, una gasa por cada ojo. La temperatura del agua de la bañera debe ser tibia y, para comprobar que es adecuada, basta mojar la muñeca. La habitación también debe tener una temperatura adecuada, libre de corrientes de aire. Hay que observar el cuero cabelludo. Algunos bebés tienen una costra láctea amarillenta o una especie de seborrea, que puede quitarse con aceite de bebé frotado delicadamente con una gasa o un disco o mota de algodón. Puede ser más fácil lavar la cabecita del bebé antes de introducirlo en la bañera. Bastan unas pocas gotas de champú especial para bebé, que no es irritante, se frota suavemente la cabeza y se le quita el champú con una toallita humedecida. Nunca debe usarse champú o jabón para adultos. Se tomará al bebé por la axila, tomado con la mano izquierda para que su cabeza repose entre el brazo y el antebrazo, a la altura del codo (las madres zurdas usarán la derecha). Hay que recordar que el bebé aún no sostiene su cabeza solo. Con la otra mano se le sujetarán las piernas y el trasero, para introducirlo suavemente en el agua y apoyarlo en esa suerte de pequeño asiento que tienen las bañeras para bebés. La bañera no tiene que estar muy llena de agua. Se comienza a enjabonarlo suavemente por la parte delantera: cuello, pecho, brazos, manos, pliegues, zona genital (de adelante hacia atrás), piernas y pies. Es muy importante la limpieza entre los deditos y los pliegues. Luego se le dará la vuelta, sujetándolo igual por la axila, con su pecho apoyado sobre el antebrazo, para limpiar su espalda y su trasero, así como las piernas por detrás con sus pliegues. Una forma de tranquilizarlo es cantarle o hablarle suavemente. Con una jarrita se puede ayudar a enjuagarlo, pero no debe verterse sobre la cara ni la cabeza. Inmediatamente que se lo saque de la bañera, hay que envolverlo en la toalla, secarlo muy bien y proceder a vestirlo. Todo el proceso puede hacerse en muy corto tiempo, para no irritar al bebé. Cuando sea mayorcito, aprenderá a jugar y a disfrutar del baño de otra manera. En internet hay múltiples videos para visualizar todo el proceso. Nunca hay que soltarlo ni dejarlo solo, en ningún momento. La frecuencia del baño puede hacerse dos o tres veces a la semana. A diario, eso sí, debe asearse la carita, las manitos y el área del pañal. La atención sobre el bebé en todo momento es crucial, pero igual será un momento precioso para compartir con el bebé, que probablemente llore al principio. Eso no debe alterar a la madre, que se mantendrá tranquila, hablándole y cantándole. Puede ser un momento de disfrute muy especial.

L.M.R.

Pijamas de Navidad para Damas

Este año en Nuestra Tienda Virtual COTTON SHOPS – Tu Ropa de Algodón  incluimos las Pijamas de Navidad para Damas.  Incorporando cada vez más a todos los miembros de la familia en el compartir,  junto a los niños,  de esa magia cálida que es la Navidad.  Ahora las  hermanas mayores, las madres y abuelas pueden disfrutar y compartir esos momentos especiales,  donde seguro quedarán inolvidables  recuerdos y hermosas fotografías.

Ya están disponibles en nuestra Tienda Virtual COTTON SHOPS – Tu Ropa de Algodón. Puede visitar nuestros productos en el siguiente link  aquí

 

Pijamas de Navidad 2012

Ya llegaron las Pijamas de Niños y Niñas de Navidad 2012, nuestros  modelos clásicos y otros novedosos  a nuestra Tienda Virtual COTTON SHOPS – Tu Ropa de Algodón.

A muchos padres les  gusta sumergir a sus hijos en la magia de la  Navidad y nada mejor que una cálida pijama de algodón con bellos estampados navideños, para sentir ese ambiente en el calor del hogar.
Puede visitar nuestros productos en el siguiente link   https://www.facebook.com/turopadealgodon/photos_albums
o comprar aquí

 

20/11/2012

Visitando al nuevo bebé

Filed under: COTTON SHOPS Padres,Cuidados del Bebé — Etiquetas: , — cele @ 12:48 PM

Hay algo mágico en la noticia de que un nuevo bebé acaba de llegar al mundo. Hay un regocijo especial en los amigos y familiares de los nuevos padres. Sin embargo, hasta los desconocidos parecen emocionarse, como puede verse en clínicas y hospitales con ventanas en los retenes de recién nacidos, que despiertan la curiosidad y la alegría de gente que pasa por allí y nada tiene que ver con los neonatos. Es, quizás, un sentimiento ancestral que tiene que ver con la renovación de la especie. Se sabe también, científicamente, que el llanto de un bebé afecta a quienes lo escuchan, especialmente a las mujeres, cuyos latidos cardiacos y pulso pueden variar con tal estímulo. Decía el humorista Bill Cosby en su libro Ser padres que es interesante observar la conducta humana frente a los recién nacidos no solamente los humanos, sino los de otras especies. Explicaba que alguna vez se sorprendió a sí mismo frente a un documental de televisión, llamando a su familia para que vieran unas “hermosas” crías de tortugas que acababan de romper sus huevos, cuando al mirarlas mejor eran unos seres arrugados y poco agraciados. Volviendo a los bebés, la noticia de un nacimiento nos exalta y queremos visitar a los nuevos padres y conocer a la criatura, pero esto implica tener en cuenta unas mínimas normas de discreción y de buen comportamiento para que los nuevos padres se sientan complacidos y compartan con alegría el suceso, y, de ninguna manera se sientan desbordados por nuestro entusiasmo. Hay dos lugares adonde la gente visita a los recién nacidos, la clínica u hospital y el hogar de la familia. Si la visita se realiza a la institución hospitalaria, es muy importante tener en cuenta algunas normas. La primera de ellas es no llevar flores. Las flores están prohibidas en muchos sitios por su potencialidad de causar alergias en los pequeños, que tienen aún un frágil sistema inmune. En su lugar, hay casas que hacen arreglos con globos de felicitación si es que se desea homenajear de esta manera a los nuevos padres. Tal vez más útiles son las prendas de ropa, los juguetes y los enseres para el recién nacido que los padres estén aún necesitando. Es preferible visitar en grupos pequeños a la madre reciente, que posiblemente tiene una cesárea o el cansancio del parto aunado a una pequeña cirugía, sin hacer demasiado ruido para no molestarla a ella ni a otros pacientes y, mucho menos, asustar al bebé. No hay que presionar a los padres solicitándoles cargar al recién nacido. De acuerdo con sus costumbres y con sus hábitos personales y culturales, ellos decidirán a quién se lo permiten. La madre está particularmente sensible y necesitando proteger a su bebé. Si el nené pasa de mano en mano, puede estar exponiéndose a virus y bacterias. En el caso de los familiares y amigos más cercanos, que tengan la suerte de ese permiso, deberán lavarse muy bien las manos para tocar al bebé y evitar hablar sobre él, toser o estornudar. Si se quiere tomar fotos, hay que pedir permiso y nunca usar flash, pues esto asusta al bebé. Si se acude a la visita con niños pequeños, es importante prepararlos y hacerles ver que basta con ver al bebé, sin tocarlo. Las visitas deben ser breves, pues en la clínica u hospital hay rutinas de limpieza, de comidas, de aseo de la madre y el bebé, de amamantamiento. Cuando la visita se hace en el hogar, aplican casi las mismas reglas: aseo de las manos, no acudir con enfermedades, no forzar nada, no hacer ruido, no llevar flores. La duración tampoco deberá ser excesiva, aun cuando haya menos restricciones que en la institución hospitalaria. Ello dependerá de los deseos de los padres y de la ayuda que tengan de abuelas o tías. Los padres están muy ocupados con el nuevo bebé, tratando de asimilar las nuevas rutinas, generalmente exigentes por la necesidad de la nueva criatura de alimentarse cada tres o cuatro horas.Por supuesto, algunas familias tienen ciertas formas de celebrar los nacimientos. En Venezuela, algunas brindan por el acontecimiento con los llamados “miaos del niño”, bebidas alcohólicas acompañadas de frutas. Según cada cultura y cada familia, será posible hacer o no hacer determinadas cosas. Lo más importante será tratar de comprender qué necesitan los nuevos padres y sentir en cada momento cómo podemos expresar nuestro cariño y cooperar con ellos para compartir su alegría de la mejor manera, paciente y generosamente.

L.M.R.

15/11/2012

Más canciones de cuna para los niños venezolanos y del resto de Latinoamérica

Si algo caracteriza a la cultura latinoamericana es su amor por los niños y las canciones de cuna atraviesan fronteras. Así como Atahaualpa Yupanqui y Mercedes Sosa llevaron más allá de Venezuela el “Duerme negrito”, la venezolana Soledad Bravo le ha dado su voz a la hermosa composición del cubano Eliseo Grenet, “Drume negrita”:

Drume, negrita,

que yo va comprar nueva cunita

que tendrá capité y también ca´cabé.

Si tu drume, yo te traigo un mamey muy colorao.

Si no drume, yo te traigo un babalao,

que da paupau.

A la negrita se le salen

los pies de la cunita

y la negra Mercé ya no sabe que hacé.

Drume, negrita,

que yo va a comprá nueva cunita

que tendrá capité y también ca´cabé.

Si tu drume, yo te traigo un mamey muy colorao

Si no drume, yo te traigo un babalao,

que da paupau.

Por otra parte, el compositor venezolano Otilio Galíndez, cuyas obras se hacen tan famosas que la gente olvida su autoría y las atribuye al folklore anónimo, tiene una bellísima nana, que no solamente canta él con su hermosa voz, sino que también le han dado sus voces las venezolanas Soledad Bravo, Lilia Vera, Cecilia Todd y la argentina Mercedes Sosa:

Duerme mi tripón

Vamos a engañar a la lechuza

y engañar al coco

que ya no asusta

Que mañana el sol

brillará en tu cuna

Y te contará

Cómo fue que un día

Perdió la luna

Duerme mi tripón

Ya se fue la tarde cansada

Y llegó la noche

Fresquita y muda

Duerme mi tripón.

Abrirá tus ojos

La luz del alba

Y te enseñará

Ríos y caminos

Y la montaña

Escuchar estas canciones de la voz de estos cantantes resulta conmovedor por la fuerza de la ternura que encontramos en ellas. Aun hay muchas más canciones de cuna, de autorías anónimas, que circulan libremente de un país a otro en las voces de tantas madres que, embelesadas, contemplan a sus bebés cerrando los ojitos, mamando su propia tradición cultural.

L.M.R.

14/11/2012

“Duérmete, mi niño”. Canciones de cuna venezolanas

Para todos los bebés es tranquilizante oír la voz de su madre, de manera que en todas partes, las madres tienen un repertorio de canciones de cuna que ayudan al bebé a calmar el llanto o a relajarse para entrar en el sueño y que van estrechando los lazos entre la madre y la criatura. Las canciones de cuna son la música más temprana de los niños. Escucharlas revive las memorias de la infancia y el amor de la madre, el padre y los abuelos. Se trata de canciones sencillas, muy rítmicas, con tonos que se repiten. Además de ser hilos de afecto familiar, las canciones de cuna son un patrimonio cultural. Les dan a los niños desde su más tierna infancia un sentido de pertenencia a su cultura de origen. En Venezuela hay canciones de cuna verdaderamente especiales. Si bien no se cantan solamente en el país, pues varias de ellas forman parte de un repertorio latinoamericano, se han enraizado entrañablemente. La más conocida de ellas y, probablemente, la más popular es “Duérmete, mi niño”:

Duérmete, mi niño, que tengo que hacer,

lavar los pañales, darte de comer

Duérmase mi niño, que tengo que hacer,

lavar los pañales, darte de beber.

Ese niño quiere que lo duerma yo,

Lo duerma la madre que lo parió.

Ese niño quiere que lo duerma yo,

Lo duerma la madre que lo parió.

Esta canción tiene diversas versiones en otros países, pues es transmitida por tradición oral. En Colombia se dice “lavar los pañales y hacer de comer”. En México, “lavar los pañales, sentarme a coser”. Para los venezolanos es muy especial, pues su música arrulladora es también la música del Himno Nacional. Se dice que en los tiempos de la guerra de la Independencia, al cantar el himno, los patriotas sentían que la Patria y la Madre eran una. Otra canción muy popular tiene la siguiente letra:

Este nene lindo
se quiere dormir,
y el pícaro sueño
no quiere venir.

Este nene lindo
que nació de noche,
quiere que lo lleven
a pasear en coche.

Una de las canciones de cuna más hermosas es “Duerme, negrito”, que se popularizó gracias a los grandes cantantes latinoamericanos Atahualpa Yupanqui y Mercedes Sosa. Atahualpa Yupanqui explicaba que él la recogió en la frontera entre Venezuela y Colombia, que es de autoría anónima y que él la hizo suya por la forma en que lo conmovió:

Duerme, duerme, negrito
Que tu mama está en el campo
Negrito, negrito, negrito.

Duerme, duerme, negrito,
que tu mamá está en el campo,
negrito…

Te va a traer
codornices para ti.
Te va a traer
rica fruta para ti.
Te va a traer
carne de cerdo para ti.
Te va a traer
muchas cosas para ti
Y si el negro no se duerme,
viene el diablo blanco
y ¡zas! Le come la patita,
¡chacapumba!, ¡chacapumba, ¡apumba!, ¡chacapumba!

Duerme, duerme, negrito,
que tu mamá está en el campo,
negrito…
Trabajando,
trabajando duramente,
trabajando sí.
Trabajando y no le pagan,
trabajando sí.
Trabajando y va tosiendo,
trabajando, sí.
Trabajando y va de luto,
trabajando sí.
Para el negrito chiquitito,
trabajando, sí.
Duramente, sí.
Va tosiendo, sí

Va de luto, sí.
Duramente, sí

Duerme, duerme, negrito,
que tu mama está en el campo,
negrito…

Todas estas letras anónimas, sencillas, cantadas en susurro, transmitidas de generación en generación son parte de nuestra riqueza espiritual.

L.M.R.

13/11/2012

“¿Tendré suficiente leche?” Cómo amamantar

Filed under: Maternidad y lactancia — Etiquetas: , — cele @ 11:51 AM

La lactancia materna: información para amamantar

En las últimas décadas cada vez más madres están convencidas de la importancia de amamantar. Amamantar no es solamente es la mejor manera de proporcionarle al b

ebé un alimento especialmente hecho para su adecuada nutrición, para su aparato digestivo y para su salud, por los anticuerpos que recibe de la madre y la calidad e higiene de la leche materna. También es una forma de dar amor en forma líquida, de construir un vínculo estrecho entre la madre y su bebé. Sin embargo, debido a las premuras de la vida contemporánea, muchas madres sufren pensando que no tienen suficiente leche y que sus pequeños no están suficientemente alimentados. Si están ganando peso, sí están bien alimentados. Es fundamental conocer algunos tips para amamantar al bebé de la mejor manera. La posición ideal para amamantar al bebé consiste en que la madre, sentada o acostada, se sienta muy cómoda, para dedicar el tiempo necesario al proceso. A muchas madres les resulta bien usar un cojín para amamantar, en forma de media luna, para apoyar al bebé. El bebé debe estar frente al seno, con su cuerpecito volteado hacia la madre, con su vientre de frente a ella. La madre deberá sostener el seno detrás de la areola. Con un suave movimiento puede tocar con un dedo la

mejilla o el labio superior del bebé para estimular el movimiento de abrir la boca para succionar. En el momento de abrir la boca, la madre deberá acercarlo al seno para lograr la prensión. La boca del bebé deberá cubrir no solo el pezón, sino la areola. Esta es la posición correcta, que no debe causar dolor. Si hay dolor, vale la pena repetir el proceso de colocación correcta del bebé. Si bien el bebé obtiene casi toda la leche que necesita en los primeros quince minutos, alguno

s nenés necesitan más tiempo. Por lo tanto, pueden necesitar hasta 45 minutos. La succión del bebé estimula la producción de leche en la madre. En cada toma, el bebé debe mamar de ambos senos. La madre deberá estar pendiente de oír si el bebé traga la leche y no está simplemente aspirando aire. Si se duerme durante el amamantamiento, se le puede despertar para que se alimente del otro seno. Hay que evitar la leche maternizada, pues el chupón  de un tetero o biberón hace fluir la leche con más facilidad y luego el bebé no querrá hacer el esfuerzo de succionar el seno. Sin embargo, si es necesario que use el tetero o biberón en algunas ocasiones, la madre puede extraer la leche de sus senos con un adecuado sacaleche. Para garantizar que se produzca leche, la madre deberá alimentarse bien y beber mucho líquido. Necesitará entre 200 y 500 calorías más de lo que necesita normalmente. Debe evitar consumir café, alcohol y chocolate. Si la madre está enferma, podrá seguir amamantando, puesto que así los anticuerpos que se transmiten a través de la leche, protegerán al niño. Deberá, eso sí, tener la precaución de lavarse las manos muy bien antes de cada toma. El número de tomas de un recién nacido va entre 8 y 12 veces diarias. Las señales que da el b

ebé de que tiene hambre son cierta actividad, el chupar sus manitas y abrir la boca en búsqueda del pecho materno. Hay tres momentos en que podría requerir más alimento, porque se trata de picos en su crecimiento: entre los 7 y 10 días, a las 3 semanas y a las 12 semanas. Si hay que amamantar fuera de casa o en presencia de visitas, un chal de lactancia es ideal para resguardar la intimidad del acto. Otras ayudas disponibles en el mercado serán sostenes de lactancia, prote

ctores de pezones cuando hay irritación, discos desechables para proteger el sostén de derrames y contenedores de leche materna, para cuando sea necesario usar el extractor. Para cualquier problema, vale la pena acudir a ayuda especializada, pues siempre será ganancia para la madre y el bebé mantener la lactancia al menos durante los seis primeros meses.

L.M.R.

 

Contando los deditos, ¿cómo cuidar al recién nacido?

Filed under: Cuidados del Bebé — Etiquetas: , — cele @ 11:12 AM

Ya nació el hermoso bebé o la preciosa bebita tan esperados. La madre cuenta con ansiedad los deditos del recién nacido y necesita saber si está sano. Normalmente, el neonatólogo hace un primer  examen durante los primeros cinco minutos de vida, que incluyen el ritmo cardiaco, la tonicidad muscular y los reflejos. En muy poco tiempo lo tendrá la madre en sus brazos para comenzar a amamantarlo. Sin embargo, se alternan los sentimientos de felicidad y de angustia en las madres primerizas, frente a esa pequeña criaturita que luce tan frágil, tan pequeña. ¿Estará sana? ¿Sabrá cuidarla bien? La madre que se estrena tiende a tener una aguzada atención para detectar todo lo que le pasa a su retoño. Los recién nacidos suelen tener algunas particularidades que es preciso conocer para no asustarse. Por ejemplo, algunos niños tienen una pelusa sobre la piel, llamada lanugo, que desaparecerá a los pocos días. Algunos nacen con unas pequeñas manchas blancas en la carita, que la gente suele llamar “manchas de leche”. Desaparecen espontáneamente en los primeros dos meses de vida. Otros bebés presentan algunas manchas moradas en su cuerpo, que tienden a desaparecer en los primeros dos años de vida.  Niños y niñas pueden nacer con los pechos o los genitales hinchados, cosa que se debe a las hormonas transmitidas por la madre mientras estaban en el vientre materno. En las primeras semanas se deshincharán. Igualmente, por las hormonas maternas, algunas bebitas presentan fluidos vaginales o hasta leves sangrados. No es razón para preocuparse.Algunos bebés muestran una leve ictericia (el blanco de los ojos o la piel lucen amarillos), que puede desaparecer en cuatro o cinco días. Otros presentan algunas erupciones rojizas en la piel, también sin consecuencias. La fontanela es una parte blanda en la parte superior del cráneo, que permite al bebé achicar su cabeza para pasar por el canal vaginal al nacer. Es completamente normal y se cierra entre los seis meses y los dieciocho. En los primeros dos o tres días de nacidos, los bebés pierden peso.Es completamente normal. Luego comenzarán a ganar peso, hasta doblarlo hacia los cinco meses. Las primeras deposiciones, las del calostro, son oscuras. Al comenzar a alimentarse con leche materna, serán amarillas. Es muy importante asear bien al bebé en cada cambio de pañal, con un paño húmedo, de adelante hacia atrás. A los varoncitos no debe halárseles el prepucio. Generalmente, es suficiente asearlos bien y secarlos bien antes de ponerles el pañal. Si llegan a sufrir de dermatitis, en el mercado hay ungüentos adecuados para esto.Con cada cambio de pañal, hay que asear las zonas cercanas al cordón umbilical con una gasa con alcohol. Este se caerá espontáneamente entre dos y tres semanas después del nacimiento. Al acostar al bebé, es preferible hacerlo de lado o sobre su espalda. Nunca debe estar bocabajo, pues esta posición puede dificultar su respiración. Se asocia con los casos de muerte súbita. No es buena idea que tenga en su cunita muchos juguetes o almohadas en los primeros meses. A algunas personas les asusta cargar a un recién nacido, pero no es difícil. Se le puede cargar con confianza y suavidad, sosteniendo su cabecita con los dedos detrás del cráneo, pues en las primeras semanas aún no puede sostenerla por sí mismo. Finalmente, un bebé es más fuerte de lo que parece y, para que su bienvenida al mundo sea más feliz, es importante que la madre pueda relajarse y atender sus necesidades con tranquilidad. De esta forma, el niño se sentirá más a gusto, llorará menos y se desarrollará mejor.

L.M.R.

01/11/2012

¿Qué sucede cuando soñamos?

Filed under: Artículos Variados,COTTON SHOPS Sueño y Descanso — Etiquetas: , — cele @ 7:14 PM

En la fase más profunda del sueño, cuando las funciones del organismo están en su mínima expresión y el centro lógico del cerebro está desactivado, aparece el misterio del soñar. El único indicio físico externo de los sueños está en el movimiento rápido de los párpados. Es el momento cuando hay mayor cantidad de sangre en el cerebro. La función de los sueños es muy importante para el almacenamiento de los recuerdos, de todo aquello que ha ocurrido durante el día. Las experiencias cotidianas se almacenan en una memoria temporal, pero es durante el sueño cuando el cerebro discrimina lo relevante de lo irrelevante y esto último se desecha. Si los estudiantes supieran esto, no se trasnocharían antes de un examen. Dormir bien luego de estudiar, ayuda a fijar mejor los conocimientos. Como el centro lógico del cerebro no está operativo, los sueños se caracterizan por las imágenes que se relacionan de manera irracional. Se forman historias que a veces nos resultan sumamente absurdas. Nuestro inconsciente reelabora simbólicamente nuestras experiencias y emociones. Las organiza en un lenguaje distinto, que a veces puede ser interpretado por el mismo soñante o por un psicoanalista. Los sueños han sido muchas veces inspiración de los artistas, como por ejemplo, los surrealistas, como el célebre Dalí, que pintaba relojes deformados, animales híbridos y paisajes inusuales. Algunos científicos,

como Einstein, confiesan haber encontrado en sus sueños claves para grandes descubrimientos. Un aventurero como Heinrich Schliemann, que se empeñó en buscar a la antigua Troya a partir de los datos geográficos dados en la Ilíada, la gran obra épica de la antigüedad, encontró los restos de Troya y Micenas, según él, gracias a haber soñado dónde estaban mientras hacía sus excavaciones. Los sueños están entre los grandes misterios de la naturaleza humana. Son tan importantes, que muchas veces queremos recuperarlos en la vigilia, en aquello que llamamos “ensoñaciones” o llamamos “sueños” a nuestros más grandes anhelos.

L.M.R.

Un día para todos los santos y un día de los muertos

El 1 y el 2 de noviembre se conmemora en Venezuela el Día de todos los Santos y el Día de los Muertos.  Ambas fechas, del santoral católico, tienen diversas realizaciones en diferentes partes del mundo. Para algunos, la celebración tiene una connotación de origen pagano en la fiesta de Halloween (Allhallows´ Eve) o “víspera de Todos los Santos”, que anteriormente era la celebración céltica del fin del verano. En el mundo globalizado de hoy, se ha popularizado como “Noche de brujas”, una fiesta celebrada el 31 de octubre en el mundo anglosajón, de la cual se han apropiado otros países. Se caracteriza por disfraces relacionados con el horror, con brujas, fantasmas, zombies, vampiros y toda esa especie de monstruos ensalzados por la cultura de masas. En México, el 2 de noviembre se celebra como Día de los Muertos y se realizan rituales familiares para los fallecidos, con grandes fiestas colectivas, que atraen visitantes de todas partes, en que se consumen alimentos en forma de calaveras y se colocan adornos muy elaborados alusivos a la muerte. Ello tiene que ver con una particular concepción de la muerte producto del sincretismo religioso. Para los antiguos indígenas mexicanos, los aztecas, la muerte era una ofrenda para la continuidad de la vida; para los mexicanos de hoy, es el envés de la vida. No se huye de la muerte. Ella forma parte de la cultura y de la fiesta de la vida misma. En Venezuela, en cambio, estas efemérides distan mucho de ser celebraciones (aunque para algunos sectores se ha puesto de moda el Halloween). Más bien, se recuerdan en el interior de las iglesias y en los cementerios. El primero de noviembre se recuerda a los santos del santoral católico, especialmente a aquellos que no tienen un día particular dedicado. El dos de noviembre se llenan de personas los cementerios, adonde acuden las familias a visitar las tumbas de sus deudos, a limpiarlas y a ponerles flores, a recordar a los que se han ido. El día es una ocasión, para quienes lo consideran especial, de hacer un alto en el tráfago cotidiano y recordar amorosamente a sus seres queridos y dedicarles oraciones y misas. En ese acto, se renuevan, sin que los fieles sean conscientes de ello, ritos ancestrales que antiguamente realizaban numerosos pueblos para honrar a sus muertos, reconocerse como sus herederos y continuadores, recuperar sus historias y, con ellas, mantener viva su memoria.

L.M.R.

31/10/2012

Ciclos circadianos y sueño

Filed under: Artículos Variados,COTTON SHOPS Sueño y Descanso — cele @ 1:49 PM

Una experiencia común en los viajeros trasatlánticos es el famoso jet lag. Se trata de un estado de confusión y fatiga causado por el cambio horario (seis, siete horas o más) demasiado drástico. Se alteran los patrones de sueño y alimentación, y el viajero padece de insomnio. ¿A qué se debe este fenómeno? Tiene relación con los llamados ciclos circadianos, comunes a todos los seres vivos. Estos ciclos son variaciones regulares de las funciones biológicas en ciclos de alrededor de 24 horas, es decir, la duración de un día. “Circadiano” quiere decir “alrededor del día”. Todos tenemos patrones de sueño, alimentación, comportamientos y actividades más o menos regulares, generalmente asociados a la luz y la temperatura. Ello hace que nuestra tendencia natural sea tener actividad en el día y sueño en la noche, es decir, nos sincronizamos con los ritmos ambientales.  Esa sincronización ocurre en el núcleo supraquiasmático del hipotálamo anterior. Por ella, nos da sueño a ciertas horas, hambre a otras. De esta manera, nuestro cuerpo asegura tener ciclos de descanso que restauren el almacenamiento de energía del cerebro y se consolide la memoria. Los ciclos circadianos tienen que ver con la llamada “cronobiología”, ciencia que comenzó a formalizarse en los años 60 del siglo XX, aun cuando ya desde mucho antes se habían observado estos patrones regulares, que son como un reloj interno. Si mantenemos ciertas horas regulares para nuestras actividades, contribuimos con nuestra salud. Violentar los ciclos circadianos con un trabajo nocturno es muy delicado, pues el organismo se resiente y disminuye la atención. Para que los médicos y enfermeras de guardia o los transportistas u otros puedan trabajar de noche, requieren estrictas medidas de seguridad que contemplen descansos cada tanto. Ese reloj biológico que tenemos con nosotros no solamente se relaciona con los ciclos de las funciones biológicas, sino también con nuestra percepción del tiempo.En nuestro cerebro, el tiempo se marca por intervalos entre descargas de las neuronas, no por segundos, minutos u horas. Estas descargas ocurren con frecuencia cuando estamos muy estresados, lo cual nos hace percibir que el tiempo pasa muy lentamente, por ejemplo cuando hacemos un trabajo que no nos gusta, cuando estamos esperando a alguien o estamos en una situación de angustia o de desinterés. En cambio, estar relajados disminuye la frecuencia de estas descargas, por lo cual sentimos que el tiempo pasa más rápido cuando estamos más relajados o pasando ratos agradables. A partir de nuestro reloj biológico, recordamos las necesidades de nuestro cuerpo y recordamos también que no estamos solos, que somos parte de una maquinaria mayor que es el cosmos mismo; somos parte de la naturaleza.

L.M.R.

25/10/2012

Un verdadero descanso: atravesar todas las fases del sueño

Filed under: Artículos Variados,COTTON SHOPS Sueño y Descanso — cele @ 7:19 PM

Todos hemos tenido alguna vez la experiencia de despertar súbitamente de un sueño muy profundo y no recordar dónde estamos. Probablemente, estábamos en la fase 3 o 4 del sueño profundo. Algunas personas piensan que se puede dormir por pocas horas. Sin embargo, para descansar completamente hay que pasar por las distintas fases del sueño. La fase 1 es de sueño ligero. El durmiente aún no se ha desconectado de los estímulos externos, como ruidos, temperatura y otros. No es un sueño reparador. Se acompaña de movimientos oculares lentos. Al pasar a la fase 2, ya hay una desvinculación con el ambiente. Se duerme algo más profundamente y sin movimientos oculares. Aún no es suficientemente reparador. Hay que llegar a la fase 3, para tener un sueño más reparador, en el que los estímulos externos ya no se sienten tan fácilmente. Descansa el organismo y descansa la mente. El durmiente continúa sin movimientos oculares. Despertarlo, lo haría sentirse muy desorientado. En la fase 4 se da un sueño aún más profundo, verdaderamente reparador para el cuerpo y la mente, con un tono muscular muy reducido, aunque durante ella puede haber alteraciones del sueño; por ejemplo, el sonambulismo. El despertar súbito también produciría confusión. Luego sigue la fase REM, de movimientos oculares rápidos. Es la fase de los sueños. Una alteración importante, en esta fase, es tener pesadillas. Un estado de depresión puede alterar estas fases del sueño y no permitir alcanzar las más profundas. El descanso físico y psíquico se ven afectados por no poder conciliar el sueño o por despertar muchas veces con una gran sensación de cansancio. También las fases del sueño pueden verse afectadas por la llamada apnea del sueño, una obstrucción respiratoria que hace que no llegue el aire a los pulmones y el durmiente tenga fuertes ronquidos. Ocasionalmente despierta y se interrumpe el descanso. A lo largo del día siguiente, puede sentirse muy cansado y con mucho sueño. En el caso de la depresión, es importante buscar ayuda profesional psicológica, si se prolonga demasiado tiempo. Para el caso de la apnea, la ayuda profesional vendrá de médicos especialistas en alteraciones del sueño, que pueden hacer los exámenes necesarios y ayudar a través de aparatos y tratamientos para poder lograr un sueño sin obstrucciones, más descansado.

L.M.R.

19/10/2012

Tócate. Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, 19 de octubre

Filed under: Artículos Variados,COTTON SHOPS Salud — Etiquetas: — cele @ 7:32 AM

En el año 1600 antes de Cristo, un médico egipcio describió ocho casos de tumores en las mamas. Escribió que no había tratamiento para esto. Este es el testimonio más antiguo del cáncer de mama, que quedó registrado en el papiro Edwin Smith. En el siglo XVII fue cuando se asoció la enfermedad a los ganglios linfáticos de la axila. El cirujano Jean Louis Petit, en ese entonces, comenzó a extraerlos. Curiosamente, en el siglo XVII falleció Ana de Austria, madre de Luis XIV, de cáncer de mama. Más adelante, William Stewart comenzaría en 1882 a hacer mastectomías radicales, tratamiento que se prolongó hasta los años setenta del siglo XX. Más recientemente, se encontró que las mastectomías parciales son igualmente efectivas. Esta antigua enfermedad ha proliferado en nuestros tiempos. Por ello, la Organización Mundial de la Salud ha instituido el 19 de octubre como Día Mundial del Cáncer de Mama, para llamar la atención de las sociedades acerca de la necesidad de prevenir a tiempo esta enfermedad. El fumar en exceso, la obesidad y el sedentarismo constituyen factores de riesgo. Igualmente, puede serlo la predisposición hereditaria. Es muy importante que las mujeres de todas las edades se hagan un autoexamen frecuente, explorando suavemente en cada mama, en busca de alteraciones del pezón o de bultos o protuberancias anormales. Antes de los cuarenta años, es importante hacerse ecografías de los senos, con la frecuencia que el médico indique y, luego de esa edad, mamografías anuales. El detectar el cáncer a tiempo permite salvar la vida, evitar la metástasis hacia otros órganos. Hay que tener en cuenta que en algunos países, como México, el cáncer de mama es la primera causa de muerte entre las mujeres. En Venezuela, el cáncer de mama está aumentando y ha desplazado al cáncer de cuello uterino entre las primeras causas de muerte. Afortunadamente, en nuestro país hay organizaciones que desinteresadamente llaman la atención sobre la necesidad de prevenir este cáncer y apoyar a quienes lo padecen,como Senosalud, Senosayuda y Fundamama. Personas famosas que lo han padecido y superado como Bolivia de Bocaranda y la actriz Tania Sarabia han dedicado todos sus esfuerzos a esta causa. Muy conmovedor fue el relato de la joven periodista y ex Miss Venezuela Eva Ekvall, quien falleció en 2011 por cáncer de mama. Para animar a otras mujeres a tomar conciencia sobre este mal publicó la experiencia de su enfermedad en la obra Fuera de foco, a partir de un diario y de los correos electrónicos que enviaba a sus amigos y familiares, obra que se ilustra con las fotografías de Roberto Mata. En las fotografías apreciamos cómo el apoyo familiar es fundamental para que la enferma se sobreponga al miedo y haga todo lo que esté a su alcance para cumplir con los tratamientos. En la medida en que más mujeres puedan contar con diagnósticos a tiempo, se salvarán muchas vidas. Múltiples campañas por la vida han convertido un pequeño lazo rosado en emblema de la lucha contra el cáncer de mama, lazo que no solo lucen las mujeres, sino también muchos hombres que sienten la necesidad de acompañar a sus parejas, madres, hermanas e hijas. Así, este 19 de octubre los Leones del Caracas jugarán con muñequeras rosadas para contribuir con esta noble causa.

L.M.R.

 

16/10/2012

“Ni contando ovejas”. Depresión y trastornos del sueño

Filed under: Artículos Variados,COTTON SHOPS Sueño y Descanso — cele @ 10:19 AM

Una de las condiciones de la salud física y mental es poder dormir bien. De la calidad de nuestro sueño dependen lo que hacemos durante el día, como aprender, memorizar, tener energía para realizar actividades físicas y estar lo suficientemente alerta como para no poner en peligro nuestra seguridad. Sabemos que el estrés de la vida cotidiana, el pasearse por los problemas antes de dormir, la ansiedad causan trastornos de sueño. Igualmente, se ha comprobado que los estados tristeza prolongados que conocemos como depresión, están asociados a los trastornos de sueño. Hay casos en que la depresión tiene un origen químico, por lo cual debe ser tratada con fármacos, pero en la mayoría de los casos tiene que ver con situaciones afectivas difíciles de manejar, como una ruptura amorosa; por situaciones de duelo o abatimiento por acontecimientos que nos desbordan. Frente a esto resulta necesario tener apoyo familiar y apoyo de los amigos y buscar favorecer un sueño reparador que permita a quien padece la depresión fortalecerse para poder acometer soluciones, forjarse metas o terminar de superar las etapas del duelo, bien sea con la ayuda de un profesional o bien sea por su propia acción. En primer lugar, es importante que la cama se asocie con el sueño y el descanso. No puede ser un lugar de trabajo, para comer o de estímulos mentales. La cama debe invitar al descanso, con almohadas cómodas y pijamas. Algunas personas duermen con cualquier tipo de ropa. Es importante no tener prendas apretadas que impidan adoptar la posición más cómoda para el descanso. Por eso se inventaron las pijamas.Hacer algunos rituales previos a acostarse pueden favorecer el descanso. Una infusión suave de toronjil o tilo y un baño de agua tibia ayudan a relajarse. Podemos permitirnos leer algo gratificante, compartir con los seres queridos y hacer el hábito de acostarnos a la misma hora. Es bueno también seguir el sabio consejo de ScarlettO´hara en Lo que el viento se llevó, cuando los problemas eran agobiantes: “Pensaré mañana”. La noche es, finalmente, una tregua que nos da la naturaleza para reponernos y recomenzar la vida al día siguiente.

L.M.R.

 

« Newer PostsOlder Posts »

Powered by WordPress