TU ROPA DE ALGODÓN

29/12/2012

¡Te vestiste de amarillo, pa´que no te conociera! Tradiciones venezolanas para el Año Nuevo

Filed under: COTTON SHOPS Moda,Noticias — Etiquetas: , — cele @ 6:37 PM

Este fragmento del conocido aguinaldo de “Los tucusitos” nos recuerda cómo se alborota nuestro espíritu mágico-religioso con las no muy santas tradiciones venezolanas para recibir el Año Nuevo. En Venezuela, es indispensable estrenar ropa ese día, para favorecer tener ropa nueva en el año por llegar y, sobre todo, ropa interior amarilla, que atrae la buena suerte para los próximos meses. El Año Nuevo se celebra con fiestas, alegría y todo el ruido del mundo de los explosivos fuegos artificiales, que iluminan ciudades y pueblos, pese a las prevenciones oficiales. En los últimos años, en Caracas, se ha vuelto a la costumbre de esperar las doce de la noche en algunas plazas. Hay gente que se lleva la cena de Año Nuevo a estos lugares públicos, para recibir el año bailando con los grupos musicales que amenizan la espera. En algunas partes del país, se quema un muñeco que representa el año viejo. La cena de medianoche, de nuevo con hallacas, como en la Navidad, tiene algunos nuevos elementos: se dice que si se come un plato de lentejas en año nuevo, se tendrá prosperidad; si mientras suenan las campanadas de las doce, se comen doce uvas, se cumplirán doce deseos. Si se sale con maletas a las doce de la noche y se dan algunas vueltas fuera de la casa, se auguran viajes. Si se tiene dinero en el bolsillo, se asegura también la prosperidad. Las muchachas solteras se montan en las mesas para conseguir marido en el nuevo año. Parecen muchas cosas para hacer durante el minuto que va entre las 11:59 de la noche hasta las 12:00. Suenan, especialmente, las gaitas zulianas y los  aguinaldos con letras más jocosas. Ambos son los géneros musicales propios de la época. La gaita zuliana, propia de las parrandas del Estado Zulia, con letras de tema navideño, pero también con letras incisivas que dan cuenta de diversos sucesos de la comunidad y mensajes críticos, se ha extendido a todo el país. Tiene fanáticos y detractores. Se acompaña de instrumentos tradicionales como el cuatro y las maracas, pero se caracteriza por el furruco, un tambor que suena mediante la frotación de una vara encerada. Los aguinaldos o villancicos narran situaciones, muchas de ellas  humorísticas, relacionadas o no con la Navidad. Por supuesto, en la celebración del Año Nuevo hay todo tipo de música bailable, puesto que el baile y la fiesta son lo que caracteriza el 31 de diciembre. Cada fin de año, sin importar cuán duro haya sido el año que muere, los venezolanos renuevan el optimismo y se abrazan a las doce de la noche con la seguridad de que el que viene es un ¡feliz año!

L.M.R.

Powered by WordPress